Ideal

TENIS I TORNEO DE SAO PAULO

Albert Ramos sucumbe en una batalla de más de 24 horas

Albert Ramos, durante su partido ante Pablo Cuevas.
Albert Ramos, durante su partido ante Pablo Cuevas. / Sebastião Moreira (Efe)
  • El jugador catalán no pudo atrapar su segundo título al caer contra Pablo Cuevas en un partido que se vio interrumpido durante un día entero

Durante 24 horas Albert Ramos fue virtual campeón del ATP 250 de Sao Paulo. Ese fue el tiempo que el partido entre el catalán y el uruguayo Pablo Cuevas estuvo parado debido a la lluvia que cayó sobre la ciudad brasileña y que obligó a parar el juego. En el momento en el que la final se suspendió, Ramos dominaba set arriba y empate a tres juegos en el segundo. Cuando la lluvia dio tregua, al día siguiente, la historia fue muy distinta. Pablo Cuevas se hizo con su sexto torneo al vencer a Ramos por 6-7 (3), 6-4 y 6-4. Sao Paulo es una ciudad propicia para el uruguayo, que venció aquí en 2015, 2016 y este año. Tanto es así que incluso la ciudad pareció confabularse con él para interrumpir el juego cuando el catalán se acercó al que hubiese sido el segundo título de su carrera. La lluvia le enfrió y tras reanudarse el juego con el set de ventaja para Ramos, que fue un ejercicio de defensa del catalán digno de admirar, cedió su saque y con ello el set.

En el tercero, se vio a un Cuevas muy asentado y con el nivel que le caracteriza cuando juega sobre arcilla y que no mostró en el inicio de temporada. Y es que el uruguayo llegó a Sao Paulo con una única victoria en 2017, pero la humedad carioca le trajo su mejor tenis y con ello el primer título del año. En los instantes finales del encuentro, tras conseguir Cuevas el “break”, Ramos entró en un estado de enfado e impotencia, quizá porque supo que, sin esa lluvia, otro escenario hubiese sido posible. Ramos salvó dos puntos de partido al saque, pero no pudo evitar que el jugador sudamericano cerrase al servicio, pese a que las doce dobles faltas que cometió a lo largo del partido dieron ciertas dudas a su cabeza. Sin embargo, el uruguayo tiró de pillería, y con “match point” sacó desde abajo para desconcertar a Ramos y llevarse el partido.

Pese a la derrota, las sensaciones de Ramos fueron muy buenas, y tras alcanzar hace tan solo unos días su mejor ranking (24), esta semana lo mejorará hasta el 22. Además, el catalán ascenderá hasta el puesto nueve en la carrera a Londres, lo que le colocará como primera alternativa en la futura (y lejana) Copa de Maestros. Estas sensaciones buscarán su rúbrica en los próximos meses con la temporada de tierra batida europea, donde ya el año pasado alcanzó su mejor resultado en un “Grand Slam”, con los cuartos de final en Roland Garros. De este modo, Ramos se une a un fin de semana plagado de españoles en finales ATP (Verdasco y Nadal) que no pudieron completar unos días, que la lluvia se encargó de manchar.