Ideal

Fernando Alonso.
Fernando Alonso. / Toru Yamanaka (Afp)

FÓRMULA 1

Alonso y Ferrari, ni contigo ni sin ti

  • El divorcio del piloto con la Scuderia parece cada día más cerca, pero ni uno ni otro confirma nada

  • El español, por primera vez abre la puerta: "Haré lo que sea mejor para Ferrari"

'Ni contigo ni sin ti tienen mis males remedios; contigo porque me matas, sin ti porque yo me muero'. Esta popular tonadilla podría firmarla ahora mismo tanto Fernando Alonso como Marco Mattiacci, máximo responsable de la Scuderia Ferrari. La relación entre ambos ha llegado a un punto de no retorno y, como esos matrimonios abocados al divorcio irremediablemente, mejor una separación amistosa que forzar la continuidad de la convivencia.

Fernando Alonso está al límite, tanto mental como deportivamente. En el primer ámbito, está cansado de bregar constantemente con un equipo cuya filosofía e idiosincrasia le impiden alcanzar el clima de éxito que busca. Las salidas de importantes pilares de la Scuderia en los últimos años no se ha traducido en éxito, y al ver que han obviado sus peticiones de traer a gente de su confianza de la época de Renault, está dispuesto a tensar la cuerda hasta romperla.

El argumento de Alonso es cortoplacista, pero con éxito demostrado: Schumacher y Jean Todt fueron conformando un equipo técnico muy personal, aunque muy poco italiano, y sus números hablan por sí mismos. La salida del heptacampeón y del actual presidente de la FIA llevó consigo la salida de otros importantes puntales de la reciente época de gloria de Ferrari (con Ross Brawn a la cabeza), dejando la Scuderia hecha un erial. ¿Tan descabellado sería que fichasen a Pat Symonds, responsable técnico de la época de Renault, hoy en Williams?

Dar la cara

Fernando Alonso dio la cara ante los medios para responder sobre la misma pregunta desde hace meses: ¿qué pasará con su futuro? ¿Dónde va a competir la próxima temporada? Alonso , lejos de confirmar o desmentir algo, sólo dejó entrever que ya ha tomado la decisión. sea cual sea. «Siempre pongo el interés del equipo y de los 'tifosi' por delante de mi propio interés. Si hay algo de qué hablar en el futuro y algo mejor para Ferrari, haré lo que sea», dijo al respecto, antes de confirmar que pase lo que pase en las próximas carreras no influirá en la decisión que va a tomar. Cuestionado directamente sobre si se irá a McLaren o a Red Bull, Alonso repitió: «Haré lo que sea mejor para Ferrari».

La explicación, más extendida, es más bien simple: Alonso quiere ganar y hará lo que sea para mejorar su situación. «He tenido la gran suerte de poder elegir dónde pilotar en la Fórmula 1, y eso no es lo normal. Llegas al equipo que puedes, y luego te mueves entre las escuderías en las que tienes posibilidades. Vemos muchos ejemplos, también este año, de pilotos que quizás no estén aquí la próxima temporada y están haciendo un muy buen trabajo. He sido extremadamente afortunado de poder elegir mi propio futuro y lo haré lo mejor que pueda, pero junto a Ferrari, arriesgándome lo menos posible», afirmó. La pregunta que cabe hacerse ante esta afirmación es más bien simple: ¿lo mejor para Alonso y para Ferrari es seguir juntos, o emprender caminos separados?

Por si acaso, Jules Bianchi ya se ha postulado para subirse al asiento del español. El corredor francés, miembro de la Ferrari Driver Academy, lleva dos temporadas en Marussia peleando por no acabar último, y los dos puntos que logró en Mónaco son oro puro, tanto para el equipo como para él mismo. «Claro que me siento preparado. Trabajo en ello desde que me uní a Ferrari a finales de 2009. Ahora he hecho casi dos temporadas en Fórmula 1, creo que tengo experiencia y que estoy listo. Obviamente por el momento los dos pilotos tienen contrato, así que no hay duda, pero si hay una oportunidad, sería buena para mí y yo me siento bien. Sería el paso lógico, si no pasa nada», señaló.

Por su parte, el destino más lógico para Alonso es McLaren. Irónicamente, el equipo donde peor lo pasó en su carrera deportiva en Fórmula 1 es la puerta abierta para conseguir el ansiado y esquivo tercer campeonato del mundo. Honda ya ha presentado el motor con el que regresarán a McLaren, con éxito si se cumplen las expectativas. Las otras alternativas para Alonso son Red Bull y Mercedes, pero en ambos casos condicionadas a las posibles salidas de Sebastian Vettel -se especula con un intercambio directo con Ferrari- o de Lewis Hamilton -aún no ha renovado su contrato, aunque tiene un año más con Mercedes-.

A día de hoy, sólo hay un hombre que sabe lo que va a ocurrir con su futuro: Fernando Alonso . Desde Italia apuntan a que este fin de semana aún queda un anuncio importante por parte de Ferrari, aunque aún queda mucho por delante. De momento, en palabras del propio asturiano, toca centrarse en las cinco carreras que quedan y Suzuka, tifón Phanfone mediante, es la primera parada. Para añadirle más picante al asunto, sólo faltaría que Alonso diera la sorpresa y sumase un nuevo podio.