}
Ideal

FÚTBOl | PRIMERA DIVISIÓN

El Atlético impone su oficio y poderío aéreo

Tiago.
Tiago. / Efe
  • Los rojiblancos fueron más intensos en todas las disputas que un Espanyol que venía de cuatro partidos sin derrota

Hombría, carácter, correr sin desmayo, anticiparse, imponerse en las disputas, marcar territorio y nada de pedir el balón al pie. A lo largo de la semana, la forma de arengar de Simeone a su tropa ya dejó claro que ahora más que nunca no quiere un Atlético bello y fino sino intenso, pleno de ritmo, corajudo y pragmático. Sólo recuperando todas las virtudes que le hicieron campeón puede el equipo rojiblanco seguir la estela de los mejores y desembarazarse con relativa facilidad de equipos tan rocosos como este Espanyol que se presentaba en la matinal del Calderón después de cuatro partidos sin conocer la derrota.

Los ocho corners que lanzaron los colchoneros ya en la primera mitad, por ninguno de su adversario, evidenciaron su indiscutible dominio en horario más de tapeo y de fútbol de regional que de élite. Los catalanes comenzaron bien, disfrutaron incluso de una clara ocasión tras gran maniobra de Sergio García y remate de Lucas Vázquez que salvó Moyá por intuición y reflejos, pero de forma paulatina cedieron terreno y permitieron un sinfín de centros al área. Este Atlético abusa quizá de los balones largos y carece de la pausa que precisan grandes jugadores como Arda Turan y Koke, pero si le dejan colgar balones te acaba matando.

De la máxima vigilancia de los 'pericos' a Mandzukic y a Raúl García, letales por arriba porque si no rematan favorecen las segundas jugadas, se aprovechó siempre Tiago, un jugador inteligentísimo y dominador de casi todas las facetas del juego. El veterano mediocentro luso se adelantó a sus adversarios en los envíos al primer palo y les descerrajó cerca de descanso al cabecear en parábola un centro de Gabi, tras la continuación de una acción de estrategia. Kiko Casilla había evitado ya un par de goles pero le fue imposible alcanzar ese balón tan bien rematado. Ese tanto hacía justicia en el descanso.

Reservas

Como es norma cuando se adelanta en el marcador, el Atlético cedió terreno y frenó el partido con ese perfil 'canchero' con el que impregna el Cholo a sus escuadras. Con la mirada puesta en el fundamental choque de Champions ante el Malmoe y sabedor del esfuerzo de algunos jugadores con sus selecciones, el técnico retiró pronto a Tiago y al mago turco. Buscó blindar más el centro del campo con Mario y más movilidad ofensiva con Griezmann, que sigue sin alcanzar el nivel esperado aunque dispuso de un par de opciones para marcar y lanzó incluso al poste.

En el bando contrario, Sergio González tuvo que completar los cambios a falta de media hora por las lesiones de Sergio García y Caicedo, muy condicionantes. Apenas sucedían cosas en El Manzanares, pero el Atlético manejaba la situación sin sufrir. Godín ejercía de mariscal y permitía crecer al joven Giménez, el joven charrúa que permitía el descanso de Miranda, errático en los últimos partidos y presente la pasada semana con Brasil. Mandzukic debió marcar tras un gran pase de Godín, pero el fuerte del croata no es la velocidad y la conducción en carrera.

Fue de nuevo en una acción a balón parado, y tras dos toques de cabeza de la pareja uruguaya, terrible en las disputas, como Mario Suárez acabó con toda emoción al remachar casi desde la raya de gol. Como deseaba su técnico, el Atlético ganó con más arrojo, voluntad, decisión y pegada que sutilezas. Y no encajó gol alguno. Pero aún echa de menos las internadas de Filipe Luis y las galopadas, perseverancia y goles de Diego Costa.

Atlético-Espanyol (2-0)

Atlético: Moyá, Juanfran, Giménez, Godín, Ansaldi, Tiago (Mario Suárez, min. 53), Gabi, Arda (Griezmann, min. 59), Raúl García, Koke y Mandzukic ('Cebolla' Rodríguez, min. 85).

Espanyol: Casilla, Javi López, Álvaro, Colotto, Fuentes, Salva Sevilla, Cañas, Lucas Vázquez , Víctor Álvarez (Montañés, min. 63), Sergio García (Alex, min. 55) y Caicedo (Stuani, min. 63).

Árbitro: Vicandi Garrido (Comité Vasco).

Goles: 1-0: min. 42, Tiago. 2-0: min. 70, Mario Suárez.

Incidencias: Celebración en los prolegómenos del 75 aniversario del Atlético Aviación. Gabi disputó su partido 300. Unos 50.000 espectadores en el Calderón.