Ideal

inglaterra

Evans denuncia «tácticas mafiosas» tras esfumarse su fichaje

Evans mantiene su inocencia y se esfuma su opción de volver
  • El gales, condenado a seis años por una violación en 2011, pierde su opción de volver a jugar tras dar marcha atrás en su fichaje el Oldham Athletic

  • El club decide no firmar a Evans tras las amenazas recibidas por miembros del club "y sus familias" y por la reacción de sus patrocinadores

  • "Me gustaría dar las gracias al club, y los que me han apoyado en mi búsqueda legítima de encontrar trabajo", dice el futbolista.

Mañana agitada en el Oldham Athletic, al que su interés en fichar a Chad Evans, delantero gales de 25 años que está en libertad provisional desde octubre tras cumplir dos años y medio de carcel tras ser condenado a cinco años por una violación en 2011, le ha sobrepasado. Finalmente el club decidió no contratar al punta. Más de 60.000 personas firmaron una petición online pidiendo al club que no firmase el ex jugador del Sheffield United, mientras que un gran número de políticos expresó su oposición a la contratación.

La presión de los patrocinadores han llevado al Oldham, tras pensar en "la reputación de nuestro club y de la ciudad", han influído en no contratar al punta. Así lo explicaron en un comunicado. "Todo el episodio ha dividido a la opinión pública y como resultado se ha puesto al club bajo una presión insoportable", también en la parte "financiera" lo que fue una "influencia divisiva y como consecuencia el acuerdo no podría seguir adelante".

El Oldham recuerda que "como club condenamos todos los delitos como la violación" y que "con independencia de cualquier procedimiento de apelación", estaban "preparados para soportar el aluvión de críticas abusivas que han sido evidentes en el país y en las redes sociales" antes de apuntar que "deploramos y condenamos las amenazas viles y abusivas, algunas amenazas de muerte entre ellos, que se han hecho a nuestros aficionados, patrocinadores y personal", en este proceso que ha sido de dominio público (la BBC informa que un miembro del personal del club recibió la amenaza de que un pariente suyo sería violado si el acuerdo iba adelante).

Por último, reitera su “agradecimiento a todos los que han apoyado al Oldham durante este difícil período, incluyendo al personal del club, que han conservado su enfoque a lo largo del proceso; además de Ched y su equipo que han actuado con profesionalidad en todo momento”. El comunicado informa que Ched hará su propia declaración en su página web (en la que dice entender el cambio de opinión del club) y que el club “no va a hacer ninguna declaración más sobre este asunto”. El presidente Simon Corney ha optado por dejar de ser presidente de la entidad.

Mantiene su inocencia

Horas después, el jugador lanzó su comunicado y explicó "con gran tristeza" que se habían retirado de las conversaciones con el Oldham Athletic. "Me gustaría dar las gracias al club, y los que me han apoyado en mi búsqueda legítima de encontrar trabajo. Pido disculpas a los aficionados del club, patrocinadores y todos aquellos afectados en las últimas 72 horas".

Evans dice que "lamentablemente las tácticas 'mafiosas' empleadas por los elementos más radicales de nuestra sociedad y la denuncia constante de los medios ha tenido la influencia deseada en algunos patrocinadores y el club se enfrentaría a una presión financiera significativa si me uníese a ellos". El galés dice que "la cuestión más importante" para el fin de las conversaciones fue que, "debido a la amenaza" de que los patrocinadores se retiraran, se pudiera "poner en riesgo la construcción de un nuevo Oldham y que ello significara que los trabajadores pudieran perder sus puestos de trabajo", lo que "simplemente no sería justo".

Ched Evans reiteró en su escrito estar "muy agradecido por el apoyo de la PFA (Asociación de Futbolistas Profesionales) en su ayuda para tratar de volver al fútbol y continuar mi carrera. Siguiendo su asesoramiento jurídico, me dijeron que no mejor no hablase de los hechos en cuestión (la violación). Este silencio ha sido mal interpretada como arrogancia y me gustaría decir que esto no podría estar más lejos de la verdad", explicó.

Además, en su comunicado, el galés pidió perdón a su manera. Primero recordó que está "limitado en la actualidad lo que puedo decir," por el seguimiento de la Comisión Criminal de revisión de casos si bien explica que "mientras sigo manteniendo mi inocencia, me gustaría dejar claro que estoy totalmente de disculpas por los efectos que la noche en Rhyl tuvieron en mucha gente, comenzando por la mujer afectada", a la que le llevan hostigando tras conocerse su nombre real desde 2012. "Se ha dicho que los hostigadores de esta mujer en las redes sociales eran fans míos. No lo son y condeno sus acciones por completo".

Por último, explicó que "se ha afirmado que los que utilizan los medios sociales de manera abusiva y vengativo hacia esta mujer son gente que me apoya. Quiero dejar claro que estas personas no son mis seguidores y condeno sus acciones por completo y voy a seguir haciéndolo".

Jim McMahon, el líder del consejo de Oldham Athletic, confirmó el acuerdo se había revocado y dijo que el tema había causado "la intimidación, el abuso y el acoso" a su club. "Yo siempre he creído en la rehabilitación, pero sentí que el club y el jugador deberían haber permitido que la apelación del Sr. Evans siguiera su curso antes de aceptar un contrato. Tal como está ahora el señor Evans ha sido declarado culpable en un tribunal de justicia y aún no ha terminado su condena ". Pese a ello, explicó que "en los últimos días hemos visto un 'juicio por los medios de comunicación social horrendo' con intimidación, abuso y acoso en una escala que ha arrojado una sombra terrible. "Insto a la gente que está en todos los lados de este debate cierta moderación y la calma" .

PFA clarifica su posición

Además, la PFA también emitió un comunicado para aclarar su posición. Hemos tenido algunas conversaciones con el Oldham Athletic sobre el interés que manifestaron en la firma de Ched, aunque creemos que es importante dejar en claro que, contrariamente a lo que se ha informado, no estábamos 'conduciendo' cualquier acuerdo.

"A nuestro entender, el club y el jugador estaban en conversaciones y luego se estableció contacto con la PFA cuando avanzaba el asunto dadas las circunstancias particulares de esta situación y se nos pedía simplemente reiterar públicamente nuestro apoyo para el club si le firmaban", explicó.

"A pesar de estar dispuesto a ofrecer esto desde el principio, se nos pidió que lo retrasaramos mientras que las conversaciones entre el club y el jugador continuaban, y nos decepcionó ver a lo largo de esta semana, los comentarios que se están haciendo viendo nuestro papel limitado en este materia", aclaró

"La posición de la PFA sigue siendo la misma y, como hemos expresado anteriormente, es que cualquier club que decide ficharlo recibiría nuestro apoyo. Somos plenamente conscientes de que este es un caso delicado y emotivo y respetamos totalmente que haya puntos de vista opuestos".

Temas