Ideal

TERCERA DIVISIÓN

Novecientas gargantas empujarán hoy al Huétor Tájar en la fase de ascenso

  • El club confía en llenar el Miguel Moranto para recibir esta noche (21:30 h.) al Tarazona en la primera ronda de las eliminatorias a Segunda B

Existen varios factores para medir la ilusión que se vive en Huétor Tájar. El miércoles se pusieron a la venta las entradas para el primer partido de la fase de ascenso y en sólo 24 horas ya se habían vendido las primeras trescientas. El club se ha visto obligado por la demanda a instalar gradas supletorias y se espera que se agote el papel con 900 asientos a la venta. También se han vendido prácticamente todas las bufandas conmemorativas para este partido. El pueblo es una fiesta.

Los jugadores han reservado entradas, pagadas de su bolsillo, para que los familiares asistan al partido, que estará animado por una charanga compuesta por 20 músicos. No falta ningún detalle. Los primeros noventa minutos de la fase de ascenso a Segunda B comienzan esta noche, a partir de las 21:30 horas ante el Tarazona. El horario, que no es el habitual de este equipo, viene marcado por la Carrera del Espárrago, que se celebra hoy a las 19 horas, y por la última jornada de Primera división, que captará todas las atenciones futboleras durante el domingo.

El Huétor Tájar afronta la primera fase de ascenso a Segunda B en sus 74 años de historia. El club, fundado en 1943, ascendió por primera vez a Tercera hace ocho temporadas. Desde entonces no ha dejado de crecer con un proyecto cimentado en la cantera. Cabe señalar que el club panciverde es el único Tercera granadino con filial.

«Disfrutar»

Dice el presidente, Luis Daza, en declaraciones a IDEAL, que el objetivo del club a partir de ahora será el de «disfrutar de algo que nunca se ha vivido. Afrontamos esta fase de ascenso como un premio a la temporada. Si pasamos esta ronda, el próximo objetivo será pasar la siguiente y el siguiente ojalá sea ascender a Segunda B», afirma. Explica también que una fase de ascenso supone una inyección económica relativa para un club modesto. Resta ahora afrontar las nóminas de mayo para la plantilla y un viaje a Zaragoza, que no bajará de los cuatro o cinco mil euros. «Hemos accedido a esta fase junto a dos filiales como Almería o Málaga, que tienen en sus plantillas a siete u ocho jugadores que han debutado en Primera, o con el Antequera, que apostó fuerte por esto. Estar aquí ya es un gran premio», asevera el presidente.