Ideal

fútbol modesto

Tumultuosa trifulca tras el partido de juveniles entre el Oriente y el Torredonjimeno

Ciudad Deportiva de Los Ángeles, en un partido de División de Honor senior.
Ciudad Deportiva de Los Ángeles, en un partido de División de Honor senior. / PACO ALONSO
  • El club jienense dice que unas 40 personas «dieron patadas a los jugadores» y el Oriente señala al meta visitante de «principal instigador»

El partido entre el equipo almeriense del CD Oriente y el jiennense del CD Ciudad de Torredonjimeno, del Grupo 13 de Liga Nacional juvenil, que acabó con resultado de empate (4-4), no tuvo después, ya fuera del terreno de juego de la Ciudad Deportiva Los Ángeles, una ‘despedida’ nada tranquila. A la entrada al túnel de vestuarios de ambos equipos se originó una monumental trifulca, en la entrada a la citada zona del recinto entre jugadores, directivos y seguidores de ambos equipos, que hizo necesaria la intervención de las Fuerzas de Orden Público (FOP).

El CD Ciudad de Torredonjimeno, según su presidente, ha presentado un parte médico de ocho lesionados, pide a la Federación Andaluza de Fútbol el máximo rigor en las sanciones a imponer y cataloga los incidentes de «provocados». Por su parte, desde el CD Oriente no se comparte esa acusación y se señala, como principales e incuestionables «instigadores de los incidentes», al guardameta suplente y al delegado del CD Ciudad de Torredonjimeno.

En el campo, todo bien

Las alternativas del partido, durante su desarrollo, fueron de absoluta normalidad, aunque con alto grado de emoción e incertidumbre en cuanto al marcador final que finalizó con reparto de puntos (4-4). Al término del mismo, y ya con los protagonistas fuera del terreno de juego, hubo otro ‘reparto’ totalmente desagradable.

El encuentro fue arbitrado por el colegiado almeriense, de categoría nacional, Francisco José Pérez Cintas. A lo largo del partido, mostró tarjeta de amonestación a cinco futbolistas del CD Oriente, así como a dos al del CD Ciudad de Torredonjimeno, además de expulsar con tarjeta roja al delegado de este último equipo por sus protestas.

La emoción y nervios comenzaron a hacer mayor acto de presencia a partir de que el marcador se pusiera 3-2 merced al gol de penalti marcado por el CD Oriente, pero después empató el equipo visitante. En el m. 80, según el acta arbitral, el equipo almeriense marcó el 4-3 y en tiempo de descuento, m. 95, lo hizo el CD Ciudad de Torredonjimeno, estableciendo el definitivo marcador de 4-4.

Tras el pitido final, con ambos equipos entrando a zona de vestuarios, comenzó la ‘tángana’ entre jugadores de ambos equipos, a los que se unieron tanto directivos como algunos seguidores de ambas partes. Cabe destacar que el partido comenzó y acabó sin la presencia de la FOP y que, ante el cariz que estaban tomando los incidentes, el trío arbitral permaneció en el terreno de juego hasta la llegada de los agentes del orden. Una vez personados estos, los árbitros entraron a vestuarios y salieron del campo, una vez redactado el acta, sin ningún tipo de problemas.

Las dos versiones

Según la agencia EFE, la directiva del Ciudad de Torredonjimeno, denunció las agresiones sufridas por sus jugadores. «Según Manuel Anguita, presidente del club, los incidentes comenzaron cuando el conjunto jiennense marcó el tanto del empate a cuatro en el tiempo de descuento». El dirigente desveló que unas 40 personas dieron «patadas y puñetazos en la boca y en la espalda» a los futbolistas en el túnel de entrada a los vestuarios. «Hemos presentado un parte médico de ocho lesionados, pero lo que más nos preocupa es cómo se encuentran nuestros jugadores en el aspecto psicológico, porque vivieron un auténtico calvario».

Por su parte, desde la directiva del CD Oriente y en declaraciones a IDEAL, aparte de lamentar los incidentes, dejan claro que «nos sorprenden mucho las manifestaciones y versiones que hemos leído y oído sobre el asunto. Este club, y lo sabe la afición andaluza, es modélico en deportividad». Según un portavoz del club almeriense, no se entiende que «con tantos heridos como se dice no fueran a un hospital en Almería». En el mismo sentido, asegura el directivo, que el inicio de la trifulca «lo originó un grave insulto, con gesto muy provocador, del guardameta suplente de ellos a uno de los seguidores de nuestro equipo. Una actitud provocativa, a la que se unió el delegado, que había sido expulsado por graves insultos al árbitro, tras el penalti a nuestro favor. A partir de ahí, los incidentes».