Ideal

Paula García se proyecta a meta en un partido con el Málaga.
Paula García se proyecta a meta en un partido con el Málaga. / P. G.

BALONMANO

Una temporada de éxitos sin precedentes

  • Paula García, también convocada para el Partido de las Estrellas, se clasificó para la Copa Challenge con el Málaga, con quien ha renovado

  • Irene Espínola brilla en el Zuazo, lo que le vale para debutar como internacional y fichar por el Dortmund

La temporada 2016/17 que acaban de dejar atrás las sexitanas Irene Espínola y Paula García, máximas exponentes locales en la modalidad de balonmano, bien que cabría ser catalogada como histórica. De enorme éxito por no tener precedentes algunas de sus consecuciones individuales o colectivas en el marco de la Liga Loterías, la máxima categoría a nivel nacional. Así, la lateral diestra se convirtió en la tercera máxima realizadora de Prosetecnisa Zuazo, club de Baracaldo con el que acabó en la quinta posición y brilló a tal nivel que no sólo se convirtió en la primera granadina en debutar con la selección nacional absoluta, sino que encima acabó llamando la atención de todo un clásico de Alemania como es el Borussia Dortmund, que es el con el que ha firmado para la próxima temporada.

Por su parte, la pivote gozó de la continuidad pretendida en el Club Balonmano Femenino Málaga Clínicas Rincón, a quien ayudó a elevarse hasta la cuarta plaza final para así conseguir el hito de clasificarse por primera vez en sus 22 años de existencia para una competición europea -la Challenge Cup-. Y eso es algo que se tradujo en una oferta de renovación que ha acabado aceptando. Pero es que, aparte, ambas han sido elegidas por la afición para tomar parte en el 'Partido de las Estrellas' en el que un combinado del campeonato en el que tomaron parte se medirá a Las 'Guerreras' -apelativo con el que es conocida España- el próximo 16 de junio en el Pabellón Municipal de Torrevieja.

Pudo ser mejor

Espínola (19/12/1992) se quedó incluso con la sensación de que la temporada podía haberle permitido incluso un mejor saldo, especialmente a nivel de clubes. En lo que fue su estreno con Zuazo, club al que llegó tras haber militado en el Almuñécar (2004-2009), el Elda Prestigio (2009-2012) y el Jomefesa Oviedo (2013-2016), marcó 126 goles en 26 partidos, merodeando u ocupando frecuentemente las posiciones de cabeza que daban el pasaporte para Europa. Pero una derrota en el Polideportivo de Bidebieta de San Sebastián ante Bera Bera (23-22) y un empate final en Lasesarre contra Aula Valladolid (24-24) motivó que las dirigidas por Juanjo González Valle cayeran hasta la quinta plaza que en principio les deja fuera de Europa. De un Viejo Continente en el que Zuazo sufrió la decepción de no poder pasar de tercera ronda de la Challenge Cup -a la que accedió directamente- después de que la victoria por la mínima de la vuelta ante el H65 Hoors de Suecia (21-20) no sirviera para compensar la derrota de la ida (31-25). Y ni mucho menos tampoco la caída en segunda fase de la Copa de la Reina ante Elche Mustang (25-21). Eso sí, ya por entonces Espínola se postulaba para algo grande. Tras la baja de Anna Manaut, el 17 de marzo debutaba con España en un amistoso ante Rumanía vencido por 21-24 que dio paso a otro choque dos días más tarde ante las balcánicas que también jugó y se perdió (21-24) en el mismo escenario: el Dinamo Sport Hall de Izvorani.

Sin duda, un logro mayúsculo que si bien no ha dado paso por el momento a una mayor continuidad bajo el cargo del seleccionador Carlos Viver -la dejó fuera para la doble confrontación ante Ucrania- sí que sirvió a la granadina para proyectarla a otros niveles. De hecho, firmó por una temporada con el Borussia Dortmund -sexto clasificado de la Bundesliga- tras haber declinado la posibilidad de ir al propio Bera Bera o al Málaga, que es donde precisamente su paisana Paula García se pudo sentir estelar.

Lesión olvidada

Fundamentalmente porque en los 26 partidos que disputó consiguiendo 81 goles -el cuarto mejor registro colectivo- consiguió demostrar que ya había quedado muy atrás la rotura del ligamento cruzado de la rodilla izquierda que afectó su concurso previo en el Mios Biganos-Bègles de Francia (2014/15) y el Atlético Guardés de Pontevedra (2015/16). Y eso fue algo que le permitió cumplir con buena nota a las órdenes de Diego Carrasco. En la Copa de la Reina ayudó a la eliminación en primera fase del Logroño Sporting La Rioja (19-33) y en segunda del Aula Valladolid (29-28), lo que quizás no le compensó el hecho de ser eliminada en cuartos de final tras perder ante quien acabaría proclamándose campeón: el Rocasa Gran Canaria (33-21). Eso sí, García fue destacada protagonista en un apasionante final de Liga en las que las malagueñas se acabarían alzando hasta la cuarta plaza para lograr su objetivo de ir a Europa tras ganar cuatro de los últimos cinco partidos: ante Alcobendas (28-30), Mavi Nuevas Tecnologías (23-27), Cleba (24-25) y Granollers (23-22).

Así no es de extrañar que se le ofreciera la continuidad que aceptó después de declinar alguna propuesta en el extranjero como la que le llegó de Suecia. Y es que le ilusiona poder volver a competir en Europa después de haber jugado ya la Challenge con Alcobendas e incluso la EHF Liga de Campeones con Elda, Mios Biganos y Atlético Guardés.