Ideal

Capítulo 3

#RETOIDEAL: Aumentamos la exigencia

  • Puede que tengamos que dedicar más tiempo a nuestro ejercicio

La semana pasada ya nos adentramos en introducir algunos cambios en el formato de entrenamiento para adaptarlos a la realidad de correr un medio maratón. Siempre partiendo de la idea de ir gradualmente y con cautela, aunque como no puede ser de otra forma, con la concienciación de que hemos de ser consecuentes con el reto que queremos afrontar, que no es otro que correr algo más de 21 kms.

En esa línea de acción, esta semana introducimos un elemento clave, el aumento de la exigencia en los entrenamientos, lo que además de llevar implícito una mayor exigencia física en algún caso, puede hacernos tener que aumentar el tiempo que le dedicamos a algunos entrenamientos, y en líneas generales, necesitar de una mayor disponibilidad para poder acometer los mismos. Aquí, y de la mano de Virginia, os aconsejamos estas 2 cosas:

Querer es poder, y debemos aparcar cualquier posible excusa, o buscarle soluciones a los inconvenientes que puedan impedirnos entrenar. Cuando como en el caso de Virginia hablamos de una mujer con 3 hijos, con su trabajo diario, y con las limitaciones que todo eso puede conllevarle, a veces, estas cuestiones pueden hacerte pensar que no tienes tiempo para practicar este deporte, y menos aún para aplicar un entrenamiento de cierta exigencia como puede ser este. Aquí la implicación de quienes te rodean, su apoyo, es importantísimo. Pero no todo debemos dejarlo en manos de esos apoyos, nosotros también podemos buscar soluciones que nos liberen de ciertas cargas o responsabilidades o que nos proporcionen una mejor gestión de nuestro tiempo. Por ejemplo y en el caso de tener niños pequeños, apuntarlos a actividades extraescolares de provecho o al comedor escolar, y en ese tiempo nosotros intentar realizar nuestro entrenamiento de ese día, incluso aclimatar algunos entrenamientos para que ellos puedan acompañarnos (en bicicleta, con un carrito, o simplemente estando en la grada de la pista de atletismo). A Virginia todas estas estrategias le han funcionado y hoy se atreve a dar un paso más en la búsqueda de ese #RETOIDEAL.

Utilizamos las subidas o cuestas como entrenamiento. Vamos a proporcionar a nuestro organismo, a nuestras piernas, a nuestro corazón, una capacidad que será vital adquirir en estas primeras semanas para acometer con mayores garantías el resto de entrenamientos: potencia y resistencia. Para ello introduciremos el entrenamiento en cuestas, primero de una forma natural, en lo que el mundo del atletismo se conoce como fartlek. Para ello realizaremos un rodaje medio en una superficie montañosa, con altibajos, repechos, terreno inestable, lo que nos provocará de una forma no forzada cambiar obligatoriamente los ritmos de carrera y generar ese juego buscado en nuestra frecuencia cardiaca. Además, y de forma consecutiva, introduciremos al día siguiente (a ser posible) un entrenamiento interválico también en subida (con una recta de unos 300m. de un porcentaje no superior al 4/5%, y a ser posible en progresión paulatina). En dicha recta realizaremos durante esos 300m. la carrera a la máxima velocidad que podamos, descansando y recuperando andando, el mismo tramo de 300m. subido durante la carrera, para acto seguido volver a iniciar esa misma secuencia, y así durante 8 veces, con sus respectivos 8 descansos.

Después de esta 3ª semana, tus piernas ya estarán más trabajadas para afrontar los nuevos retos que les esperan en los próximos días. Síguenos en las redes sociales con el hashtag #RETOIDEAL para estar al tanto de los mismos.