Ideal

ciclismo

Kwiatkowski gana la Milán-San Remo

Kwiatkowski se impone al esprint.
Kwiatkowski se impone al esprint. / Yann Coatsaliou (Afp)
  • El polaco remontó 'in extremis' al eslovaco Sagan, que había roto la carrera con un ataque en las últimas rampas del Poggio

El polaco Michal Kwiatkowski (Sky) ha ganado este sábado la 108ª edición de la clásica Milán-San Remo, al imponerse a sus compañeros de escapada, el vigente doble campeón mundial Peter Sagan y el francés Julian Alaphilippe.

"Estoy muy feliz, de hecho no esperaba ganar. Logré la Strade Bianche recientemente y ahora gano la 'Primavera', es simplemente increíble", señaló el polaco.

Sagan, al que se le resiste la 'Classicissima', atacó a falta de 7 kilómetros y sólo pudieron seguir su ritmo Alaphilippe y Kwiatkowski. El grupo de favoritos entró en la meta a 5 segundos tras 291 kilómetros de carrera. Entró primero el alemán Alexander Kristoff, cuarto de la etapa, seguido del joven colombiano Fernando Gaviria, otra vez con los mejores a sus 22 años.

"Cuando vi a Sagan atacar, pensé que tenía que hacer el esfuerzo. Sólo él puede hacer algo así. Estaba contento de poder estar allí. Después me concentré en el esprint", dijo Kwiatkowski, que firmó el primer triunfo del Sky en San Remo.

En un final mano a mano a la altura del prestigio de la prueba, Kwiatkowski, campeón del mundo en 2014, fue capaz de remontar ante Sagan y ganar 'in extremis'. Fue la primera victoria de un ciclista polaco en la Milán-San Remo.

Un capítulo más de una larga rivalidad

Quizás el líder del Bora lanzó el esprint demasiado pronto, a falta de 350 metros, una distancia que permitió a Kwiatkowski recuperar y ganar por escasos centímetros. Nada más superar la meta, ambos ciclistas estuvieron cerca de chocarse, pero no tuvieron problema en estrecharse la mano, en un nuevo capítulo de la larga rivalidad entre dos de los hombres más explosivos del pelotón.

"Me he acostumbrado a finalizar segundo aquí, esperaba algo diferente. El final fue como quería, los dos dieron relevos y pensé que tenía piernas para un esprint largo. Los resultados no importan, lo que quiero es dar espectáculo al aficionado", dijo el eslovaco.

Antes, como acostumbra, Sagan marcó el guión del desenlace, con un ataque en las últimas rampas del Poggio con el que dejó fuera de juego a varios de sus rivales más peligrosos, entre ellos Gaviria. Con sólo tres candidatos al triunfo, el eslovaco pudo pagar el esfuerzo de liderar la escapada ante un Kwiatkowski que llegó más fresco de piernas a meta.

Alaphilippe, uno de los ciclistas franceses más prometedores del panorama actual, completó el podio. En su primera participación en la Milán-San Remo, añadió un nuevo podio a su reluciente colección, tras la Strade Bianche (2014 y 2017) y la Amstel Gold Race (2015). "Estoy muy contento de venir aquí y lograr el podio es increíble", dijo el galo.

Temas