Ideal

CICLISMO

Contador se queda sin la París-Niza por sólo dos segundos

Alberto Contador, Sergio Henao y Daniel Martin.
Alberto Contador, Sergio Henao y Daniel Martin. / Afp
  • El madrileño lanzó una gran ofensiva el último día, pero la victoria de etapa de De la Cruz le privó de la bonificación necesaria ante Henao

El colombiano Sergio Henao (Sky) demostró su excelente momento de forma en este inicio de temporada y ganó este domingo la París-Niza, con una ventaja de dos segundos sobre Alberto Contador (Trek-Segafredo), protagonista de una gran ofensiva el último día que no le sirvió para adjudicarse el triunfo. La victoria en la octava y última etapa fue para el también español David de la Cruz (Quick Step), que privó a Contador de la bonificación necesaria para conquistar la prueba.

«No hablé con Alberto para la general. Cada uno ha jugado sus cartas. Es una bonita victoria. Ahora mi objetivo principal es hacer un ‘top 5’ en la Vuelta, pero antes hay otras bellas carreras», señaló De la Cruz. Henao firmó la quinta victoria en las seis últimas ediciones del equipo Sky en una última jornada en la que brilló Contador, protagonista de un espectacular ataque a 50 kilómetros de meta.

Este éxito supone para el equipo inglés un comodín en medio de un inicio de temporada ensombrecido por las investigaciones en Gran Bretaña referentes a las prácticas médicas de la formación. «¡Ha sido una locura de día! Es la mayor victoria de mi carrera. Espero que sea la primera de otras. He pasado por momentos duros en mi carrera y hoy el sol ha salido para mí», dijo Henao. El colombiano, desposeído virtualmente del maillot amarillo durante muchos minutos, salvó ‘in extremis’ la primera plaza, conquistada en la víspera en el Puerto de la Couillole.

Contador perdió un puñado de segundos con respecto a Henao en el descenso del puerto de Eze, de camino hacia Niza. La diferencia, de 40 segundos en la cima, a 15 kilómetros de la meta, se redujo a 21 en la llegada, instalada al borde del mar Mediterráneo, a algunos cientos de metros del Paseo de los Ingleses, sustituido como colofón de la carrera por respeto a las víctimas del atentado del pasado 14 de julio.

«Sabía que Contador iba a atacar y que estaba muy fuerte, pero yo tenía que esperar. Me acuerdo del año pasado, cuando la victoria se jugó en el descenso, pero debo reconocer que empecé a tener a miedo viendo que su diferencia se acercaba al minuto», dijo Henao. Contador, por su parte, volvió a quedarse a las puertas del triunfo. El año pasado fue segundo a cuatro segundos del galés Geraint Thomas, ausente este año. Además de Thomas, el Sky ha propulsado al triunfo final desde 2012 al británico Bradley Wiggins, al australiano Richie Porte en dos ocasiones y a Henao.

«Me ha faltado un poco. Es una pena. La carrera ha sido bonita, tuve buenas sensaciones y estoy muy orgulloso de lo que hemos hecho y de la segunda plaza. Había que intentar atacar desde lejos, intentar algo», dijo Contador, líder del equipo Trek y ganador del Tour en 2007 y 2009.

Momentos duros

«Sería más fácil no atacar y recuperarme para la próxima carrera, pero prefiero tomar riesgos aunque no sea sencillo. Estoy contento», añadió el madrileño. El podio final lo completó el irlandés Dan Martin, a 30 segundos de Henao. La cuarta posición fue para el español Gorka Izaguirre y la quinta para el francés Julian Alaphilippe, que perdió el primer puesto el sábado.

Henao, de 29 años, es el segundo colombiano en ganar la prestigiosa carrera francesa. Tres años antes la logró Carlos Betancur. El colombiano, que dijo por adelantado que dedicaría su triunfo al director Dave Brailsford por las investigaciones que sufre el Sky, también ha pasado momentos duros en su trayectoria. En junio de 2014 fue herido por un vehículo en la Vuelta a Suiza y fue operado de la rodilla. Pasó ocho meses sin correr.

En lo deportivo, el año pasado lideraba la carrera de los Juegos de Río cuando sufrió una caída junto con el italiano Vincenzo Nibali y tuvo que abandonar a 11 kilómetros de meta.

Además, entre medias, tuvo que explicar ante la Unión Ciclista Internacional (UCI) los valores sanguíneos que tenía debido a su entrenamiento en altitud. Estuvo parado varias semanas por este caso. «No hay que perder la fe», dijo este soleado domingo Henao, ferviente católico.