Ideal

parís-niza

La progresión de Contador no le vale para asaltar la segunda plaza en la general

Contador, en la etapa.
Contador, en la etapa. / AFP
  • El ciclista de Pinto es segundo en la séptima etapa gracias, en parte, al trabajo de Pantano, y afronta la última jornada con 31 segundos de desventaja respecto a Henao

El australiano Richie Porte (BMC) ganó la séptima y penúltima etapa de la París-Niza, este sábado en el Alto de La Couillole, en una jornada en la que el campeón de Colombia Sergio Henao (Sky) logró el maillot amarillo de líder.

Tras esta penúltima jornada, en la clasificación provisional Henao es primero con 30 segundos de ventaja sobre el irlandés Dan Martin y 31 con el español Alberto Contador.

El francés Julian Alaphilippe, que empezó el día desde el primer puesto, cayó a la quinta posición, a 1 minuto y 22 segundos del colombiano. No pudo seguir el ritmo de los hombres fuertes del pelotón a falta de 10 kilómetros.

"Lo di todo, no puedo estar decepcionado, estaba al límite en el penúltimo puerto", dijo el francés sin perder la sonrisa.

En La Couillole, a 1678 metros de altitud, el punto más alto en 75 ediciones de la París-Niza, Porte, incansable con numerosos ataques en la parte final, aventajó a Contador en una veintena de segundos.

El español se benefició en la parte final del trabajo de su nuevo lugarteniente en el equipo Treck, el colombiano Jarlinson Pantano, una de las grandes sorpresas del pasado Tour y que se descolgó del grupo de favoritos a falta de cinco kilómetros.

Contador fue segundo en la séptima etapa y es tercero en la general, y admitió que hoy dudó a la hora de pelear por el triunfo parcial o subir puestos en la general, "algo que aprovechó Richie Porte para atacar y marcharse".

"Finalmente tiré hacia adelante para distanciar a rivales de la general", explicó el corredor de Pinto, quien precisó que al no poder alcanzar al australiano siguió junto al colombiano Sergio Henao (Sky), nuevo líder, "que luego se quedó y perdió unos segundos". El líder del Trek destacó el trabajo de Pantano: "Le dije que pusiera un ritmo rápido para que se quedara gente de la general. Ha hecho un trabajo extraordinario, ha seleccionado y roto el grupo. Hoy me he encontrado con mejores sensaciones. Mañana la etapa es menos dura. Es una pena que no termine en alto".

Doble vencedor de la prueba (2013 y 2015), Porte, descartado para la victoria final por su mal comienzo de semana -lo calificó de "desatroso"-, acertó con el ataque definitivo a 3 kilómetros de la meta para ganar la etapa reina de esta edición.

"La subida final -de 15,7 kilómetros- hizo mucho daño en las piernas, pero he encontrado las sensaciones", dijo el australiano de 32 años.

Henao, muy sólido en la parte final de la etapa pero que flaqueó en el último kilómetro, fue superado en meta por el propio Martin, que le 'robó' la bonificación que recibe el tercero de la etapa.

Antes su equipo, el Sky, había controlado como acostumbra esta etapa de montaña de 177 kilómetros, en la que al principio se había escapado el francés Lilian Calmejane, que coronó en primera posición dos puertos.

La octava y última etapa de la prueba, que se disputará el domingo en el norte de Niza, es un recorrido de 115,5 kilómetros con cinco ascensiones. La cima de la última, el Alto de Eze, está situada a 15 kilómetros de la meta.

Henao no deberá confiarse, especiamente de Contador, un atacante nato que el año pasado estuvo cerca de arrebatar el triunfo final a otro hombre de Sky, el británico Geraint Thomas, que finalmente terminó con 4 segundos de ventaja sobre el español.

El colombiano, 12º en el pasado Tour en su primera participación siendo clave en el triunfo de Chris Froome, tiene la experiencia de haber ganado ya carreras por etapas de categoría WorldTour, la Vuelta al País Vasco de 2015 y 2016.

En caso de victoria se convertiría en el segundo colombiano en ganar la París-Niza tras el triunfo hace tres años de Carlos Betancur, que no tuvo continuidad.

La meta de esta París-Niza se ha desplazado del Paseo de los Ingleses a una zona cercana por respeto a las víctimas del atentado del pasado 14 de julio.