Ideal

BALONCESTO

Descolgados de la zona VIP

Berni Castillo, en el centro, atento al rebote.
Berni Castillo, en el centro, atento al rebote. / Ramón L. Pérez
  • El tercer revés seguido deja al Covirán a dos victorias del cuarto y a tres del segundo a falta de cinco jornadas para el final de la fase regular

Hace tres semanas, el Covirán se permitió el lujo de soñar sin límites gracias a una taquicardia victoria en la cancha de Morón, con triple en el último segundo de Jesús Fernández. Ese triunfo fue el sexto consecutivo de la escuadra nazarí, que se metió en el cuádruple empate en la segunda plaza junto a Sammic, Araberri y Ávila. En ese momento, concluir por detrás del líder y hacerse con el factor cancha en todas las eliminatorias entraba en los márgenes de los factible, aunque el panorama actual ha cambiado drásticamente.

Tres derrotas consecutivas, la última el pasado sábado en el Palacio contra Araberri (78-91), han dejado al Covirán casi descolgado de la zona VIP de la LEB Plata. Los granadinos están ya a tres victorias de Araberri, que en realidad son cuatro al tener perdido el 'average' con los vitorianos, y tan sólo restan cinco jornadas para el final liguero. Concluir segundo ya se ha convertido en un imposible virtualmente, por lo que la siguiente misión de los nazaríes pasa por el tercer puesto.

Eso sí, la distancia se ha visto incrementada este fin de semana al no perdonar ni Sammic ni Ávila, por lo que ahora son dos las victorias que separan al Covirán de ese lugar de privilegio. El duelo del próximo sábado en el pabellón abulense será clave para determinar si los hombres de Pablo Pin pueden ilusionarse con el 'bronce' en la fase regular o si deberán rebajar aún más sus expectativas. En ese sentido cabe recordar que un empate con Sammic le perjudica al haber caído en sus dos compromisos, mientras que parte con un -7 en el 'average' con Ávila por su derrota en el Palacio durante la primera vuelta.

El premio de consolación para los nazaríes sería en ese caso el quinto lugar en la tabla, aunque tampoco está garantizado ante el empuje de Tarragona, Morón y Lucentum, que se encuentran a un solo triunfo de los granadinos. De mantener esa mínima renta, el Covirán disputaría con ventaja de campo la primera ronda de 'play offs', para los que está a punto de certificar su billete matemático pese a su reciente bache.