Ideal

baloncesto

El Covirán dilapida en la prórroga un partido muy elaborado

Iván Martínez pelea por el rebote con Kenan Karahodzic.
Iván Martínez pelea por el rebote con Kenan Karahodzic. / LOF
  • Jesús Fernández fuerza el tiempo extra pero los malagueños martillean el aro granadino con sus lanzamientos triples

Emocionante derbi andaluz el que se vivió en Torremolinos. Tras 45 minutos de juego al final el triunfo se lo quedó el Clínicas Rincón, que llegó más fresco al tiempo extra.

El partido comenzó con el Covirán Granada llevando el tempo y con Jesús Fernández dominando los aros ( 11 - 15). Sin embargo, los contratiempos no iban a tardar en llegar para los granadinos con la segunda falta de Jorge Fernández. Paco Aurioles empezó a rotar a sus jugadores y consiguió cambiar la dinámica de partido. La irrupción de Karahodzic y sobre todo de Carlos de Cobos pusieron al Clínicas Rincón por delante en el marcador, además Okuo empezó a mostrar por qué es el pívot más dominante de la categoría.

El segundo cuarto arrancó con 25 a 21 para los locales, sin embargo el Covirán Granada volvió a salir más enchufado. Una canasta de Schoof igualaba el partido a 27 y un triple de Berni Castillo volvía a colocar muchos minutos después por delante al Covirán Granada.

El mando del partido de nuevo era para Covirán que, empujado por medio millar de aficionados que se dieron cita en el pabellón de Torremolinos, parecía que se iría con ventaja en el marcador. Sin embargo, una acción absurda de James le regaló dos tiros libres a Juanpe Jiménez, cosa que aprovechó el regalo. (40- 39 al descanso).

De poder a poder

Tras la reanudación de nuevo salió mejor el equipo nazarí, subiendo su línea de defensa y con un Iván Martínez en estado de Gracia (40-43). Sin embargo, Stone se cargó con la tercera falta. Una técnica al técnico local cambió la dinámica del partido, con 49 a 50 para los visitantes Romaric Belemene lideró un parcial de 10 a 0 para los locales que se colocaron por nueve puntos arriba (59-50). Covirán estaba contra las cuerdas y sólo seis puntos seguidos de Jesús Fernández les mantenía en el partido. Para más inri un triple sobre la bocina del granadino Corts, sobrino del famoso pívot Aruto que jugara en ele xtinto Oximesa Albolote de la ACB, ponía el 65 a 57 al final del tercer cuarto.

El último cuarto se antojaba decisivo para los de Pablo Pin si querían tener opciones de llevarse el partido y, en ese momento, emergieron las figuras de Schoof y de Jesús Fernández. El americano anotó ocho puntos seguidos con dos triples para su cuenta que volvieron a igualar el partido a 73. Una canasta de Iván Martínez a 50 segundos del final volvía a colocar muchos minutos después por delante a Covirán Granada 74-75.

Pero de nuevo apareció Okuo, suyo fue la canasta que volvía a poner por delante a los suyos, sin embargo falló el adicional del que dispuso.

Había vida para los granadinos que no aprovecharon el regalo y perdieron la bola. En la mano de Karahodzic que dispuso de dos tiros libres estaba el partido, pero el balcánico sólo anotó uno (77-75) con 11 segundos por delante. El balón era para Covirán y Jesús Fernández, con una magnífica canasta en el poste bajo, forzaba la prórroga para delirio de sus aficionados.

En el tiempo extra, de nuevo Jesús Fernández con tres puntos daba la ventaja a los suyos 77-80. Pero fue un espejismo, los jóvenes del Clínicas Rincón afinaron la puntería en el momento clave con tres triples, primero Cobos, luego de Belemene y, por último, de Corts para poner el 87 a 82. Una renta que ya sería decisiva, aunque en la última jugada James pudo igualar el partido pero en su afán por penetrar, esto le hizo precipitarse y cometer pasos, entregándole el partido al equipo malagueño de Aurioles.