Ideal

baloncesto

El Covirán cae en Torremolinos

Stone, en el centro, atento al rebote.
Stone, en el centro, atento al rebote. / Ramón L. Pérez
  • El equipo nazarí no puede con el Clínicas Rincón que gana el encuentro por la mínima: 90 a 88

La plantilla del Covirán Granada emprende esta tarde rumbo a Torremolinos, pero no lo hará con la intención de pasar el 'puente' de Andalucía de asueto. El cuadro nazarí se enfrenta a partir de las 19 horas al Clínicas Rincón, filial del Unicaja en el que se termina de pulir el talento de los jóvenes jugadores que, más adelante, efectuarán su debut con el primer equipo en la Liga ACB. Con la faceta de la calidad asegurada en el adversario, tan solo la inexperiencia surge como inconveniente para que los malagueños no estén más arriba en la tabla de la LEB Plata. Terceros por la cola, el Clínicas podría parecer un rival asequible pero no lo es. De ahí que tanto los jugadores como el técnico del Covirán recelen de ese bajo puesto del rival.

Pese a que en este tramo final los granadinos se enfrentarán a todos los clubes que están arriba, Pablo Pin afirma que «para mí el partido más complicado es este. Es una final, un encuentro en el que podemos caer. Nosotros vamos bien, ellos están abajo. Son jóvenes, les ganamos en el Palacio (80-68)... Puede ser una trampa. A mí me parece un equipo que compite muy bien y que posee jugadores que han disputado campeonatos de España. Ellos van a estar muy motivados y nosotros tenemos que pensar que no somos mejores que el Clínicas».

El entrenador granadino no acabó satisfecho por el rendimiento de su bloque ante Sammic (74-80), en el que se puso fin a su excelente racha de seis triunfos seguidos. Por eso indica que durante esta semana de entrenamientos «hemos intentado solventar fallos como los tiros libres o las pérdidas (23 ante los guipuzcoanos). Necesitamos hacer un partido con mucha concentración, ya que los malagueños castigan mucho cada error».

Pablo Pin -quien considera que perder el pasado sábado no tuvo efectos positivos, ni siquiera para rebajar la euforia, porque «una derrota nunca viene bien»- señala que «tenemos que jugar en bloque. Cuando dependemos de dos jugadores somos mediocres, pero cuando hacemos un trabajo colectivo somos un gran equipo». Esta tarde tratarán de plasmar esa noción grupal ante un Clínicas que descansó la pasada semana y que en su haber presenta el logro de haber sido uno de los cuatro únicos equipos que han batido al líder Marín (74-60), además de haber forzado la prórroga ante Lucentum, otro de los conjuntos que rondan la zona noble.

Por ese motivo, los integrantes del Covirán pueden haber metido muchas cosas en el equipaje, pero en el maletero no hay hueco para la relajación ante un filial de Unicaja que, pese a ser inferior, ya torció algún rostro en el choque de la primera vuelta. Entonces se apoyaron en dos serios cuartos -el primero y el tercero- para mantener a raya a los imberbes del Clínicas.

De cara al compromiso de esta tarde, la plantilla contará con el sustento de los aficionados que se desplazarán hasta Torremolinos a animarles. Pese a no haber ningún viaje organizado -como hubo en Morón-, los seguidores usarán sus propios vehículos para no perderse la última salida cercana del curso, pues Ávila y Tarragona serán los siguientes destinos ligueros. Así se completará la faceta del gran ambiente en un derbi andaluz en el que el Covirán ya está avisado del disgusto que puede llevarse si no se toma en serio a los 'nenes' de Unicaja.

Directo