Ideal

Turquía 2014

«Para vencer a Estados Unidos necesitamos cambios»

vídeo

Sancho Lyttle (c), durante el partido de semifinales. / AFP

  • Sancho Lyttle, pívot de la selección española de baloncesto.

  • «Lo mejor fue ver lo compacto que se mantuvo el grupo y lo divertido que fue vivirlo juntas», asegura la jugadora que resultó fundamental para la plata en el Mundial

Sancho Tracy Constance Lyttle cambió el rumbo del baloncesto femenino español en 2006. La caribeña (Kingstown, San Vicente y las Granadinas, 20 de septiembre de 1983) fue reclutada por el Club Bàsquet Puig d'en Valls y cuatro años después le fue concedida la nacionalidad española por carta de naturaleza. Desde entonces, la pívot ha resultado primordial en los éxitos de la selección española, con la que se ha colgado un oro europeo (2013) y un bronce (2010) y una plata mundiales (2014).

A pesar de sus seis años en clubs españoles todavía prefiere expresarse en inglés con sus compañeras y con los medios de comunicación. En la pista, la dos veces campeona de la Euroliga, colaboró de manera indiscutible para lograr la plata en Turquía y se ganó un puesto en el quinteto de las mejores jugadoras del torneo después de ser la máxima anotadora y reboteadora del mismo. Además de resultados, el resto de la selección española coincide en que imparte clases desde cada entrenamiento por su compromiso y capacidad de trabajo.

¿Cómo se siente después de ser subcampeona del mundo?

Me siento feliz. Lo mejor habría sido conseguir el oro, pero aunque no ocurrió de esa manera fue histórico para España y eso en sí mismo es muy bueno.

¿Es el mejor momento de su carrera?

No lo creo. Tengo muchos años para contestar a esa pregunta. Siempre he buscado las cosas que desarrollar y que cambiar. Esa es una cuestión que ahora no tiene respuesta.

¿Pensó en sus inicios en el baloncesto después de la final de Turquía?

Siempre me acuerdo de cuando empecé durante los últimos años porque mi juego ha evolucionado. Sé perfectamente donde empecé y donde estoy ahora. Desde entonces siempre estuve atenta para mejorar muchas cosas.

¿Cuál fue el mejor momento del Mundial?

Cada partido fue bueno porque ningún equipo pudo derrotarnos antes. Ganar a Turquía en casa creo que fue lo mejor porque sus aficionados son de lo mejor. Ellos empujan. Derrotarles fue un buen ejemplo de lo que podemos hacer juntos y Alba Torrens metió muchos puntos. Creo que contra los Estados Unidos mostramos carácter y trabajo bien hecho y que tenemos que cambiar un par de cosas para conseguir batirles.

¿Cree que algún día España ganará a Estados Unidos?

No lo sé. Bueno, creo que necesitamos algunos cambios en los próximos años porque para vencer al equipo de Estados Unidos se requieren otras muchas cosas. España tiene ahora otra óptica por el partido que jugamos el domingo. Sabemos de la gran diferencia, que somos afortunadas y que podremos cambiar esas cosas en los años que vienen.

¿Es bueno para las españolas jugar en la WNBA?

Es bueno para ellas aprender. A mí, el cambio me sirvió para conocerme a mí misma y jugar mejor. Estados Unidos es un gran país y allí pueden aprender los entrenadores y jugadoras para mejorar su nivel y el de los equipos o selecciones a las que representan.

¿Qué recordará del torneo?

Veamos. Lo mejor fue ver lo compacto que se mantuvo el grupo y lo divertido que fue vivirlo juntas. Lo peor, no sé. quizás mi lesión en el tobillo en la final porque no pude volver a estar al mismo nivel.