Denunciado en Granada por conducir drogado tras dejar solas en un restaurante a sus hijas de seis y once años

Denunciado en Granada por conducir drogado tras dejar solas en un restaurante a sus hijas de seis y once años

Fue el presunto infractor el que comunicó a los agentes de la Policía Local que las niñas le estaban esperando

CARLOS MORÁN y JOSÉ RAMÓN VILLALBAGRANADA

Los agentes de la Policía Local de Granada se enteraron de que el conductor había dejado solas en un restaurante a sus hijas de seis y once años porque se lo dijo el propio sospechoso. Fue cuando los patrulleros le comunicaron que iban a trasladarlo a la Comandancia de la Guardia Civil para que se sometiese a la prueba para detectar si había consumido drogas. Presumiblemente alarmado porque veía que el incidente iba a alargarse, el hombre admitió entonces que las niñas le estaban esperando en un establecimiento de comida rápida situado a poco más de un kilómetro del lugar en el que había sido interceptado, en la zona norte de la ciudad, según informaron las fuentes consultadas por IDEAL.

Como ya hacía rato que la noche se había echado encima, los agentes de la Policía Local pidieron ayuda y otro vehículo se desplazó de inmediato hasta el restaurante en cuestión con la misión de buscar a las pequeñas y hacerse cargo de ellas.

Las menores, efectivamente, estaban esperando a su padre en el exterior del local. Al parecer, las chiquillas explicaron que su progenitor les había dicho que iba a aparcar el coche.

No obstante, cuando los guardias municipales le echaron el alto se encontraba a más de un kilómetro de distancia del restaurante.

En este sentido, la Policía Local llevó a las niñas hasta su casa y se las entregó a su madre.

Cocaína

Mientras tanto, el sospechoso se sometió a las pruebas para detectar si había tomado sustancias estupefacientes y dio positivo en cocaína. Los agentes se incautaron entonces del vehículo y lo trasladaron hasta el depósito municipal. Y allí permanecerá hasta tanto no se aclare el suceso.

El conductor fue sancionado por ir al volante drogado y, posteriormente, fue puesto a disposición de la Policía Nacional, que será la que determine si hay motivos para llevar al denunciado ante el juez.

El incidente sucedió recientemente en las inmediaciones de una zona comercial del norte de la capital granadina. Alrededor de las once, un vehículo de la Policía Local con dos agentes en su interior patrullaba por la calle Casería del Cerro, situada a algo más de un kilómetro del citado parque de ocio. En un momento dado, observaron cómo un vehículo de alta gama circulaba a una velocidad elevada, por lo que encendieron las luces de emergencia y salieron tras él.

Respuestas inconsistentes

Instantes después, el sospechoso detuvo el automóvil y los policías vieron que el conductor presentaba síntomas de haber consumido alguna droga excitante.

Al parecer, el hombre no llevaba la documentación encima y dio respuestas poco consistentes cuando los patrulleros le preguntaron por los motivos que le habían animado a acercarse hasta la zona norte de Granada a las once de la noche.

Como los guardias municipales estaban prácticamente convencidos de que el conductor iba 'puesto', le indicaron que iban a llevarlo hasta la cercana Comandancia de la Guardia Civil para someterse al test de detección de drogas.

Fue en ese momento cuando el presunto infractor dijo a los policías que sus hijas le estaban esperando en un restaurante cercano. De forma inmediata, los agentes solicitaron la colaboración de otra patrulla que, efectivamente, comprobó que las pequeñas estaban en el exterior del establecimiento indicado por el padre.

Como los problemas del hombre no habían acabado, la Policía Local entregó a las niñas a su madre.

Fotos

Vídeos