UGT denuncia ante la Inspección de Trabajo las condiciones laborales de los trabajadores del metro de Granada

Ramón L. Pérez

Alegan que no se les aplica el convenio provincial de transportes y que no tienen el descanso mínimo establecido por ley, además de no cobrar las horas extras o la nocturnidad

EUROPA PRESSGRANADA

El sindicato UGT ha denunciado este lunes ante la Inspección de Trabajo las condiciones laborales de los trabajadores del metro de Granada, alegando que no se les aplica el convenio provincial de transportes y que no tienen el descanso mínimo establecido por ley, además de no cobrar las horas extras o la nocturnidad.

El responsable de Transportes de UGT Granada, Antonio Jesús Zarza, ha señalado a Europa Press que han sido concretamente cuatro las denuncias presentadas ante la Inspección por la situación que atraviesan los empleados prácticamente desde que se pusiera en marcha el servicio.

El sindicato ha presentado una de ellas por "aplicación de convenio", al entender que a los 119 empleados del metropolitano no se les está aplicando el convenio provincial de transportes como correspondería y reclaman conocer cuál es el documento por el que se están rigiendo las relaciones laborales.

UGT agrega que los empleados no pueden disfrutar del descanso mínimo establecido por ley ni conciliar la vida laboral y familiar por el "escaso" margen de tiempo con el que son informados de su turno del día siguiente.

"No se respeta la jornada máxima, trabajan más de nueve horas y cuando lo hacen no se les paga como horas extra, tampoco la nocturnidad", han clamado desde UGT, que también ha llevado ante la Inspección de Trabajo el despido de una delegada sindical.

Además de la denuncia ante la Inspección de Trabajo, que adelanta este lunes el diario Granada Hoy, el sindicato pretende trasladar el asunto también a la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía por entender que es la "garante de que se cumpla la legalidad vigente" en el servicio del metro.

Versión de la Junta

Fuentes de la Agencia de Obra Pública han señalado a Europa Press que el contrato para la prestación del servicio de operación del metro firmado con la empresa adjudicataria (UTE Avanza-Metro de Granada) establece en su pliego de condiciones "la obligación del prestatario del servicio de cumplir estrictamente con la legalidad vigente en todos los ámbitos y, por supuesto, en materia de legislación laboral".

Matizan que, en relación a la política y gestión de los recursos humanos, "como en todos los contratos de obra pública o servicios", el responsable y quien ejerce la potestad en materia de personal, "siempre bajo el cumplimiento estricto de la normativa legal", "es la empresa adjudicataria, en este caso Avanza-Metro de Granada.

Las mismas fuentes señalan que el convenio que se aplica para el personal del servicio de operación es el del sector del transporte interurbano de la provincia de Granada.

En cuanto al tema de horarios y conciliación de la vida laboral y personal, defienden que "como en todo proyecto de este alcance y complejidad, en las semanas previas a la puesta en servicio y en los primeros días de la explotación comercial toda la organización redobla sus esfuerzos para encarar el reto de empezar a andar" en las mejores condiciones, pero no sólo Avanza, sino también todas las empresas contratistas de los diferentes mantenimientos, y la propia Agencia de Obra Pública, como gestor directo del metropolitano".

No obstante, una vez normalizada la situación, existen como en toda organización unos turnos de trabajo y calendarios definidos.

Fotos

Vídeos