Cumpliendo objetivos con ayuda especializada

De izda a dcha, Mariló, Mercedes, Alberto y Lucía. / Alfredo Aguilar

Las víctimas de violencia de género que son atendidas en la casa de acogida se ponen en manos de una psicóloga, una trabajadora social y una abogada, bajo la supervisión y coordinación de la directora

YENALIA HUERTASGranada

El equipo de expertos que trabaja en la casa de acogida del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) de Granada está integrado por Mariló Valdivia (directora), Lucía Jara (abogada), Patricia Moreno (psicóloga) y Mercedes Santiago (trabajadora social).

Estos profesionales se reúnen con las mujeres víctimas de violencia de género nada más llegar a la casa y fijan, con ella, unos objetivos. Hacen un plan de actuación individual para cada mujer, en el que programan intervenciones sociales, psicológicas y jurídicas “para que las mujeres sean capaces de superar la violencia padecida”. Les ayudan a buscar trabajo y a escolarizar a sus hijos, así como les dan apoyo psicológico y les informan de las posibles actuaciones judiciales.

Relacionado

Una de las metas es la independencia económica, que, como recuerda Alberto Arnaldo, el gerente de Agise (la empresa que gestiona estos recursos de la Junta de Andalucía), sólo se consigue con empleo. Por eso, hace un llamamiento directo al tejido empresarial para que los negocios locales contraten a estas luchadoras.

En la casa trabajan también auxiliares sociales, que tienen turnos rotatorios y que no pierden de vista las cámaras de seguridad del exterior con las que se controla que ningún intruso aceche a las víctimas. La labor de estos trabajadores, como destaca la directora, es "fundamental". En alguna ocasión han detectado a agresores merodeando en los exteriores del centro. También hay alarmas.

Fotos

Vídeos