Ideal

La huelga de trabajadores de TVE corta el programa de Mariló

Mariló Montero.
Mariló Montero. / Archivo
  • Los paros convocados por el sindicato CC OO, programados de 12.00 a 14.00 y de 18.00 a 20.00, también han afectado al canal 24 horas

La situación de tensión e incertidumbre que se vive en TVE desde la dimisión del que hasta el jueves pasado fuera presidente de la corporación, Leopoldo González-Echenique, subió ayer de nivel. Los paros convocados por el sindicato Comisiones Obreras (entre las 12.00 a las 14.00 horas y desde las 18.00 a las 20.00 horas) lograron interrumpir la emisión habitual de la cadena.

Los principales programas afectados fueron 'La Mañana de La1', presentados por Mariló Montero que se fue a negro inesperadamente ya que el mezclador del programa se sumó a los paros. Y por la tarde, el programa conducido por Toñi Moreno, 'T con T', finalizaba una hora antes de lo previsto. Ambos espacios fueron sustituidos por episodios repetidos de 'Españoles por el mundo'.

El sindicato CC.OO. pidió a los trabajadores que acudieran a las protestas vestidos de negro y emularon en Prado del Rey el entierro de la televisión pública con ataúd incluido. En el Canal 24 horas, mientras tanto, los pitos de los trabajadores que protestaban se llegaron a colar en el plató de informativos. En medio de todo, la presentadora Ángeles Bravo salía al paso explicando lo que pasaba: «Les decía hace unos minutos que no sabía si me podían escuchar, porque se oían claramente a nuestros compañeros que protestan por lo que consideran el riesgo de desmantelamiento de Televisión Española», explicó en directo con voz serena.

Y es que un principio, los paros de todos los sindicatos de la cadena estaban convocados para el próximo 9 de octubre. Pero CC.OO. insistió en la urgencia de llevarlos a cabo ayer para hacerlos coincidir con la presentación, por parte del ministro de Hacienda, de los Presupuestos Generales del Estado para 2015. «Si Hacienda no da los 130 millones de euros que le reclama con urgencia RTVE, la corporación, tal y como es ahora, tiene los días contados», declaraban en su cuenta de Twitter. Precisamente fue ese uno de los motivos que forzaron la dimisión de Echenique, ya que le impidió sacar adelante su plan de eficiencia.

Además, ayer por la mañana, se hacía público que la subvención destinada por el Gobierno a TVE, según el nuevo proyecto de ley de los Presupuestos, iba a congelarse por tercer ejercicio consecutivo. En total, 292,7 millones de euros (281,4 millones para la prestación del servicio público de radio y televisión y 11,3 millones para las actividades ordinarias de la Orquesta y Coro de RTVE).

Pese a la delicada situación que vive RTVE, con unas pérdidas de 113 millones de euros en 2013, el ministro Montoro declaró ayerque el Gobierno cuenta con «proyectos importantes para potenciar a RTVE con el objetivo de que ofrezca un gran servicio público que todos merecen». Del mismo modo, volvió a reiterar al igual que la semana pasada, que el ente público «tiene garantizada su estabilidad económico-financiera y nadie puede poner esto en duda».