Ideal

La escritora María Isabel Viana Fúnes da a conocer en su libro la historia y sus vivencias en el pueblo de Cáñar

La escritora María Isabel Viana Fúnes da a conocer en su libro la historia y sus vivencias en el pueblo de Cáñar
  • La obra consta de 163 páginas y decenas de instantáneas a color y en blanco y negro

María Isabel Viana Fúnes ha escrito un precioso e interesante libro titulado, ¿Conoces la Alpujarra? Instantáneas: Cáñar, de 163 páginas e instantáneas, algunas muy antiguas. La autora nació en Cáñar en los años cuarenta del pasado siglo. Sus padres se habían venido a vivir allí cinco o seis años antes desde la provincia de Jaén.

María Isabel se aficionó a la lectura con aquellas cajas y cajas de libros y libros de todos los países, principalmente, de literatura lúdica para niños, cuentos daneses y cuentos noruegos que por entonces el Ministerio de Educación y Ciencia mandaba a las escuelas.

María Isabel vivió su niñez en Cáñar y Soportújar con una abuela. La Otra abuela vivía en Bayacas, unos tíos vivían en Caratáunas, y a Órgiva se iba a comprar la mayor variedad de productos.

A partir de los trece años se fueron a vivir a Órgiva y María Isabel a estudiar a Granada, como entonces se hacían los estudios. Las órdenes religiosas iban por los pueblos a animar a los niños y niñas por si les surgía la vocación y a cambio estudiaban lo que entonces llamaban Bachiller Superior.

María Isabel se fue a las Hermanitas de los Pobres, en la calle Gran Capitán, e iba a las clases al colegio de la Presentación. Después, con las Hijas de la Caridad en Santa Fe, cursó Cuarto y Reválida.

Después volvió a Granada capital al colegio de Niñas Nobles al pie de la catedral, trasladado este colegio a la calle Severo Ochoa con el nombre de Sagrada Familia estudió Magisterio e hizo la Reválida al final y las oposiciones las sacó a la primera.

El primer destino de María Isabel Viana Fúnes fue en la Alpujarra, en el Cortijo las Peregrinas de la localidad de Jorairátar pasando al año siguiente a Bayacas (anejo de Órgiva) y desde allí a Órgiva. Casada y madre de seis hijos, y a la vez maestra. Esta excelente mujer nunca ha dejado de ir a su pueblo de Cáñar y a su pueblo de adopción que es Soportújar.

Llegado un momento María Isabel sintió la necesidad de no perder las vivencias de su niñez y como era la vida de los pueblos en aquellos años, los más felices de su vida. Este y otros dos libros, es el producto de las vivencias entre los años cincuenta y sesenta del pasado siglo que fue el tiempo que vivió en ellos.

Y es por lo que ha querido ponerlas por escrito, para que no se pierdan aquellas costumbres y anhelos de los pueblos de la Alpujarra como parte integrante del vivir de aquellos años en toda España.

María Isabel recopila en su obra los cantes y bailes, la flora, las fiestas, el ritual de la matanza del cerdo, ritos y leyendas, los trabajos agrícolas, los oficios artesanales, la gastronomía, las costumbres de Cáñar, entre otras cosas.