Ideal

'La vida se te escapa', así que "pásalo pirata"

'La vida se te escapa', así que "pásalo pirata"
  • Joaquín Guirao vuelve tras 'Bienvenido a Zaira' con una novela gráfica repleta de su habitual humor surrealista

Después de lograr un gran éxito y una ingente cantidad de carcajadas con su obra online 'Bienvenido a Zaira', compuesta por numerosos tebeos cortos, Joaquín Guirao se estrena en formato 'largometraje' con el cómic 'La vida se te escapa', una comedia existencialista llena de gags surrealistas que consiguen, por acumulación, un humor tan desesperante como imposible de ignorar.

Y es que David Sánchez, el protagonista de 'La vida se te escapa', se va convirtiendo poco a poco en un personaje extremadamente desdichado al que nada le sale bien. Una especie de Filemón tan insistente como perdedor que va viendo como su objetivo, disfrutar de su nuevo trabajo como profesor y sacar tiempo para escribir una novela, se convierte en una quimera.

Si bien la desgracia de Filemón es un conjunto de golpes y heridas infinitas, en el clásico estilo 'slapstick', David Sánchez encuentra su desdicha más bien en situaciones incómodas que llegan a poner nervioso al lector por su inacabable absurdo surrealista.

De esta forma, gracias a la cómica desgracia de David, Joaquín Guirao no sólo hace reír, sino que refleja también, en parte, la vida de cada uno de los ciudadanos anónimos que encuentran en las vicisitudes del día a día una triste máxima: "la vida se te escapa entre problema y problema".

En este sentido, al igual que hiciera con los personajes de 'Bienvenido a Zaira', desternillantes animales antropomórficos, Guirao plasma preguntas sobre la naturaleza humana entre gag y gag que, aunque no pueden leerse directamente, traslucen de entre el absurdo comportamiento que a menudo mantienen los protagonistas de la historia.

Finalmente, aunque Guirao no nos deja, en ninguna de sus historias, una solución explícita a esa pesadumbre de la vida que se escapa, sí que lo hace de forma implícita, tanto en 'Bienvenidos a Zaira' como en esta última obra. La solución es entender el absurdo y reírse una y mil veces de todos esos problemas, tal y como lo hace uno al leer las viñetas del autor.

Y es que, la obra de este dibujante español nos transmite la desesperación y la humorística forma de superarla de una misma vez. Sus cómics son como ese personaje dibujado por él mismo que, con un rostro extremadamente serio, nos susura: "pásatelo pirata". Pues eso, a disfrutar como Guirao y como también nos enseñó Filemón en último título. No se olviden de vivir.