Ideal

El verso de Lorca se hizo música con el Coro de RTVE

Un momento de la actuación del Coro de RTVE en el Centro Lorca en la noche de ayer.
Un momento de la actuación del Coro de RTVE en el Centro Lorca en la noche de ayer. / GUSTAVO MORALES
  • Interesante recital en el centro que lleva el nombre del poeta. La agrupación interpretó obras de Oltra, Andreo, Rautavara y Castelnuovo Tedesco, con una buena entrada sin llegar al lleno.

El coro de Radiotelevisión Española, bajo la acertada dirección de Javier Corcuera, ha protagonizado un homenaje a la figura del gran poeta granadino Federico García Lorca, con obras de Oltra, Dante Andreo, Einojuhani Rautavaara y Mario Castelnuovo Tedesco, en el escenario del Centro García Lorca, registrándose una buena entrada sin llegar al lleno. También se contó con la colaboración del guitarrista Miguel Trápaga.

Estos conciertos que se celebran en escenarios ubicados en el centro de la ciudad, paralelamente a los que se desarrollan en los llamados marcos tradicionales, tienen un interés enorme para todo el buen aficionado a la música. Lo estamos observando noche tras noche, lo pudimos apreciar en el estreno de Alfredo Aracil en el Centro García Lorca, lo comprobamos en el recital que, en el patio de las Columnas, dio el granadino Ambrosio Valero. Y ahora, en la tarde noche del lunes, hemos vuelto a reconocer ese interés, esa calidad que tienen los programas preparados y los músicos que los interpretan. No se trata, como algunos han llegado a creer, de conciertos de serie B. Personalmente, y perdonen que hable en primera persona, considero que encierran muchas veces más atractivos que otros programas. En estos que comentamos puede surgir la sorpresa, se conocen obras nuevas, se apartan de programas más o menos repetidos. Son datos a tener en cuenta, sin que por ello yo vaya a menospreciar los grandes acontecimientos que tienen como escenario el Palacio de Carlos V, el Generalife, o el Patio de los Arrayanes. Pero, insisto, no hay que echar en olvido o creer que son menos importantes éstos a los que ahora nos estamos refiriendo.

Espíritu literario

Pues bien, el espíritu literario del inmortal García Lorca, sus versos, la maravilla de sus palabras elegantemente engarzadas, la maravilla de sus metáforas y sus hermosas figuras literarias, ha estado presente en la actuación del Coro de RTVE. Para ello se ha elegido un programa especialmente identificado con los bellos y musicales versos del poeta. Han sido cuatro compositores los que, en distintas épocas, y con diferentes estéticas, han rendido homenaje a la figura universal del granadino. Desde el valenciano Manuel Oltra, al argentino afincado en las Islas Canarias, Dante Andreo, el finlandés Einojuhani Rautavaara y el italiano, tan vinculado a España, por sus relaciones con intelectuales y artistas españoles, como Segovia, repito el italoespañol Mario Castelnuovo- Tedesco. Todos ellos unidos por ese invisible cordón umbilical del verbo cálido, emocionado, voluptuoso, pleno de belleza y de musicalidad nacido de la inspiración de García Lorca.

Para ello se ha contado con la inapreciable colaboración del Coro de RTVE. Un coro sólido, muy profesional, muy bien trabajado en lo que se refiere a las voces, un conjunto muy compacto, muy homogéneo y que cuenta con voces solistas de indudable calidad.

Al frente hay un joven director de una indudable envergadura artística. Javier Corcuera ha dado una espléndida lección de cómo hay que conducir a una masa coral, de cómo se matiza, cómo se consiguen los mejores efectos, haciendo uso de una técnica de dirección coral que me ha parecido irreprochable, con un gesto sobrio, elegante y pleno de autoridad. Se advierte enseguida la complicidad entre director y masa coral, cómo llegan a entenderse, cómo siguen con disciplina las indicaciones del director que tiene unas manos que hablan, que dibujan y moldean la música, unas manos expresivas, de hombre acostumbrado a dirigir.

Todo ello volcado en derredor de un programa que resultó atractivo, bastante novedoso en parte, con ese hilo conductor de la obra de Lorca. De Oltra me ha gustado sobre todo el marcado acento popular del que sabe dotar a su creación musical. Pero entiéndase que ese acento popular no se convierte nunca en nada populachero, facilón, al contrario; la exigencia artística está bien presente.

De Dante Andreo se ha ofrecido 'Cantos de la tierra', en alguno de cuyos fragmentos se hermana el recitado y el cantábile, en una acertad combinación. El finlandés Rautavaara ha estado presente en su 'Suite Lorca', muy lograda y llena de emotividad, como las Tres canciones de amor, de Oltra, donde el lirismo se pone al servicio de las inspiradas palabras del poeta. Y sobre todo Castelnuovo Tedesco con ese canto al 'Romancero Gitano' que precisa del concurso de un buen guitarrista como Miguel Trápaga, y donde el coro ha dado todo lo mejor de sí mismo. La guitarra, Puñal, Memento -pleno de emotividad- el Baile y ese final vigoroso, pletórico del crótalo. Sí, crótalo, crótalo, crótalo, escarabajo sonoro.

Un buen coro, un excelente director, un programa atractivo y breve, siguiendo a Gracián podríamos finalizar con aquello de que lo bueno si breve, dos veces bueno.