Ideal

Los nominados a los Goya celebran el «gran año del cine español

vídeo

Fiesta de los nominados en la XXVIII edición. / Efe

  • La tradicional foto de familia sirve de preámbulo a la gran noche del cine español, que este año se traslada al sábado 7 de febrero

Los nominados a los Premios Goya se reunieron anoche en los Teatros del Canal de Madrid en la tradicional gala que sirve de preámbulo a la gran cita del cine español. Una velada en la que actores, directores y equipos técnicos calentaron motores en una alfombra roja llena de nervios y también de mucho optimismo ante una edición con cine variado y de calidad que obtuvo en 2014 los mejores datos en taquilla de los últimos 37 años.

La encargada de conducir la ceremonia fue la actriz Toni Acosta, que enarboló un discurso cargado de humor, optimismo y defensa del cine español en el que apenas tuvo cabida una velada referencia al IVA cultural que tantas críticas generó el curso pasado en el sector cinematográfico.

Mucho más contundente fue el pronunciado por el presidente de la Academia de Cine. Enrique González Macho destacó las esperanzadoras cifras del cine español en 2014, con la mejor cuota de pantalla desde que hay estadísticas y unas propuestas con las que el público “conectó de manera especial”, aseguró el presidente. La respuesta en taquilla se tradujo además en unos ingresos que, según recordó al Gobierno, han servido para “financiar deuda española”. “Con un par de películas hemos superado lo invertido en subvenciones, a pesar de que durante años se nos ha tachado de vividores. Espero que eso se merezca un respeto”, reprochó González Macho, que insistió en la honestidad de un oficio en el que, recordó, aún no se ha escuchado ningún caso de corrupción. “Y eso que se nos ha buscado”, lamentó el presidente de la Academia.

"El futuro es del cine español"

Tras el tirón de orejas, González Macho aprovechó para enviar un mensaje de optimismo en un año que, insistió, debe ser motivo de celebración. “No quiero quejarme de nada, los problemas siguen ahí pero estamos como nunca, con nuestro talento y nuestras ganas más vivas que nunca, y se ha demostrado”, enfatizó. “El futuro es del cine español”.

La ceremonia contó de nuevo con la consejera de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid, Ana Isabel Mariño, que enlazó un discurso igualmente optimista y cargado de promesas de inversión en el sector.

La siguiente cita será el sábado 7 de febrero, cuando el cine español celebre su gran cita y haga entrega de los premios Goya en el madrileño Centro de Congresos Príncipe Felipe. Una noche en la que se hará también entrega del Goya de Honor a toda una carrera, que este año recae en el actor, director y productor Antonio Banderas.