Ideal

«Los jóvenes aciertan al hablar de sexo y se equivocan al idealizarlo»

La psicóloga y sexóloga Lorena Berdún, que participa esta tarde en el Foro de Salud de IDEAL.
La psicóloga y sexóloga Lorena Berdún, que participa esta tarde en el Foro de Salud de IDEAL.
  • Lorena Berdún, psicóloga y sexóloga

  • Rostro de la televisión y radio en programas de sexo durante los últimos años, será madrina del Foro de Salud de IDEAL, que se celebra hoy

La psicóloga, sexóloga y presentadora de televisión Lorena Berdún ofrecerá durante el Foro de Salud de IDEAL, que patrocina BidaFarma y que tendrá lugar hoy, una interesante ponencia, de carácter eminentemente práctico. Directa, franca y con altas dotes para divulgar, sus consejos han ayudado a miles de personas en los últimos años.

¿Sobre qué tema va a versar su exposición en el foro?

Me han pedido que ofrezca una pequeña lista de consejillos prácticos para mejorar la relación sexual con la pareja. Esos ingredientes que son necesarios para salir de rutinas, para experimentar más y mejor, para aprender a escuchar a la pareja, etcétera.

Cada persona es un mundo, o eso dicen. ¿En la sexualidad también? ¿Es posible destilar recetas que aprovechen a buena parte de la población?

Es posible, sí. La sexualidad es universal y cada persona la vive de una manera particular, íntima, personalísima. Pero hay que cosas que son comunes a todos, porque todos somos humanos. Luego cada una de esas cosas se recibe, se experimenta o se siente desde la vivencia particular. Yo puedo darle alguna sugerencia sobre algo que considero interesante pero usted lo va a analizar desde sus creencias y sentimientos y hará uso de ello o no. El gran secreto de la sexualidad sana y liberadora es que uno esté abierto a experimentar, a partir de unas pautas básicas.

¿Hemos perdido el miedo a hablar de nuestra vida sexual?

En muchos ámbitos sí, aunque siguen existiendo muchos miedos y tabúes. En las grandes ciudades, nuestra sociedad súper avanzada permite que tengamos acceso a mucha información, pero también hay que tener en cuenta que existen muchos lugares en los que la información no llega con tanta fluidez y se nota la diferencia.

En sus muchos años de divulgación en los medios, ¿cuál es la pregunta más abracadabrante que le han hecho?

Ja ja ja. Sinceramente, no podría decirle porque he escuchado de todo. Las ha habido muy divertidas, recuerdo una de una mujer que cada vez que se sentaba en un banco de mármol o piedra, tenía orgasmos. ¡En fin, qué le voy a contar!

Usted ha hecho programas de amplio seguimiento entre los jóvenes. ¿En qué aciertan y en qué se equivocan al vivir su sexualidad?

Aciertan en vivirla con más apertura, ahora no les cuesta casi nada hablar de sexualidad, se lanzan a experimentar más jóvenes. Pero se equivocan en una cosa importante: en idealizar demasiado el sexo. En darle demasiada importancia. Quieren probarlo todo y vivir cosas con demasiada rapidez, sin pensar que cada cosa tiene su momento y su lugar y que antes de llegar a determinadas prácticas es importante pasar por otras más sencillas que ayudan a conocerse mejor. Los chicos ven porno y de repente se creen que una relación sexual va a ser así y ¡para nada! Y ellas piensan que van a ser multiorgásmicas en las primeras relaciones. Pues, francamente, no. La exigencia y las expectativas juegan muy malas pasadas.

Brecha generacional

¿Hasta qué punto la brecha generacional ha influido en la educación sexual de los jóvenes?

Siempre ha influido, pero creo que los padres de ahora, que tenemos una visión de la sexualidad mucho más abierta que nuestros padres, educaremos con mucha más apertura a nuestros hijos y se notará dentro de unos años. Lo que no quiere decir que la información sea correcta, pero al menos sí permitirá vivir la sexualidad a los jóvenes, de forma más libre y abierta. Creo que somos una generación de padres que hemos aprendido mucho, nos queda la cuenta pendiente de educar bien, con rigor y sin miedo a que nuestros hijos "sepan". Van a saber de igual modo, porque el acceso a la información, con las nuevas tecnologías, se lo va a dar hecho, por lo tanto conviene que los padres estén muy al tanto de lo que saben los hijos, para corregir y guiar de forma adecuada.

¿Cuáles son los retos de la educación y la divulgación sexual de cara al futuro inmediato?

Colegios. Colegios. Colegios. Sin la educación estamos perdidos. Hay demasiada información y no siempre es correcta. El secreto está en los colegios: talleres, tutorías. Ahora parece que con la excusa de la crisis los colegios recortan gastos en lo que consideran 'no necesario' y en ese saco entra la educación sexual. Qué grandísima equivocación. Los adolescentes necesitan información rigurosa sobre sexualidad. Desde saber cómo se pone un condón, a saber que es muy importante aprender decir 'no' cuando algo no se desea, aprender a respetar al otro, aprender a pedir y a encajar los rechazos. Todo ello habría que enseñarlo en casa, por supuesto, pero también en las aulas. Nuestros jóvenes necesitan saber y necesitan que se escuchen sus dudas y problemas.