Ideal

«La salud sexual es una pieza muy importante para la salud general»

La doctora Ana Rosa Jurado, durante su intervención en un congreso científico.
La doctora Ana Rosa Jurado, durante su intervención en un congreso científico. / A. R. J.
  • Ana Rosa Jurado, doctora en medicina y sexóloga

  • Esta especialista hablará sobre la sexualidad en las distintas etapas de la vida durante el Foro de Salud de IDEAL que tendrá lugar mañana jueves

Ana Rosa Jurado, doctora en Medicina y sexóloga, experta en Salud Sexual, actuará como ponente en el Foro de Salud que organiza mañana IDEAL en el salón de actos del Hospital Virgen de las Nieves, patrocinado por Bida Farma, bajo el título de 'Sexo saludable'. Profesional de amplia experiencia en el abordaje de los problemas derivados de la salud sexual, hablará sobre cómo se transforma la misma en las distintas etapas de la vida.

¿Cómo ha evolucionado la relación entre médico y paciente en el terreno de la información sexual?

Afortunadamente, tanto pacientes como médicos van entendiendo cada día mejor que la salud sexual es una pieza clave en la salud general y en la calidad de vida de las personas. Esto favorece el que pacientes pregunten con menos 'reparos' sobre sus dificultades en la esfera sexual, y el que los médicos indaguen sobre ellas, mejorando así el nivel de comunicación y el abordaje holístico de la salud de las personas.

¿Cuáles son los problemas que más frecuentemente se plantean en las consultas?

Los últimos avances científicos, desde la aparición de los inhibidores de la fosfodiesterasa 5 para el tratamiento de la disfunción eréctil (Viagra, Cialis, Levitra, Spedra), han conllevado un despliegue publicitario ante la población general, que ha hecho visible una dificultad bastante frecuente y que altera la funcionalidad sexual de muchas parejas. El hecho de que sea necesaria la prescripción médica para su uso también ha favorecido el que quizás la disfunción eréctil sea la queja más consultada en Atención Primaria. A nivel de Planificación Familiar o de Ginecología, las consultas más frecuentes son las derivadas de la anticoncepción, y las disfunciones sexuales como el bajo deseo y la dispareunia -coitos dolorosos-.

Prevención

¿Prevenimos los riesgos derivados de una sexualidad no saludable?

La población no acaba de ser consciente de los beneficios de vivir una sexualidad saludable, pues socialmente, la sexualidad lleva mucho tiempo siendo denostada, o sólo permitida bajo los parámetros de la procreación. Esto hace que no exista de forma generalizada una actitud proactiva en torno a la mejora de la sexualidad, y cuando surgen dificultades, el esfuerzo se concentra en la resignación, la evitación, y otros recursos que no favorecen la adaptación a los cambios.

Tampoco se gestionan bien las habilidades de protección frente a riesgos, como el embarazo no deseado o las infecciones de transmisión sexual. La existencia de tabúes e ideas erróneas, que no se tienden a contrastar científicamente, lleva a que la población infiera soluciones erróneas, como la marcha atrás como método anticonceptivo, o que no sea capaz de gestionar bien el uso del preservativo, todo lo cual ocurre prácticamente en todas las edades.

¿Abusamos de recetas farmacológicas para corregir nuestros problemas de salud sexual?

No lo creo, entre otras cosas por el infradiagnóstico que existe. Para las personas resulta mucho más cómodo que las dificultades se solucionen sólo con fármacos, pero es frecuente que vengan a consulta después de haber vivido un fracaso terapéutico en el que han intentado utilizar sólo medicación. Esto no es debido a la escasa efectividad de los fármacos, sino a que las dificultades sexuales requieren de un abordaje terapéutico que abarque más aspectos, además del de la medicación, de forma holística e individualizada.

Usted desarrolló su tesis doctoral sobre productos naturales que pueden ayudar a la mujer a superar los problemas del climaterio. ¿Cómo afecta esa etapa a la salud sexual de la mujer? ¿Y la andropausia al hombre?

En esta etapa de la vida, es posible que aparezcan dificultades como la dispareunia en la mujer, disfunción eréctil en el hombre, o falta de deseo en ambos. Pero los cambios físicos que se pueden producir en estas etapas no son tan importantes como generadores de problemas de sexualidad como los cambios psicológicos o de actitud, pues no dejan de ser una aceleración algo más marcada del proceso de envejecimiento al que estamos sometidos como especie humana de forma natural.

¿Se ha roto ya el tabú del sexo durante el embarazo?

De forma consciente todo el mundo sabe que el sexo durante el embarazo no es un problema, pero de forma inconsciente, las parejas evitan tener relaciones, hablar del tema, o incluso preguntar al respecto, porque sienten sus preguntas inadecuadas y temen la crítica.

¿Qué papel debería ocupar la salud sexual en el sistema de salud?

Intentamos que ocupe un lugar prioritario pero, de momento, son pocas las universidades (afortunadamente, la de Granada es diferente) que contemplan la sexualidad en los planes de estudios del Grado de Medicina. Necesitamos que tenga el papel que le corresponde, el de un pilar muy importante de la salud y el bienestar general.