Ideal

Granada recupera el paseo de Romayla para reforzar su unión con la Alhambra

Acueducto de Santa Ana que sustenta la acequia de Romayla
Acueducto de Santa Ana que sustenta la acequia de Romayla / J. E. G.
  • El proyecto supone una de las actuaciones más emblemáticas del acuerdo suscrito entre la ciudad y la fortaleza nazarí

La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Granada han iniciado la intervención arqueológica en el paseo de Romayla, en la margen izquierda del río Darro, lo que supondrá la recuperación de este espacio paisajístico y abrirá una nueva conexión de la ciudad y el Albaicín con el entorno de la Alhambra.

Se trata de la primera actuación que se pone en marcha tras la firma del protocolo de actuación suscrito entre la Consejería de Cultura y el Consistorio para restaurar y conservar el histórico barrio del Albaicín, declarado junto al monumento nazarí Patrimonio de la Humanidad.

El alcalde, Francisco Cuenca, junto al director del Patronato de la Alhambra y Generalife, Reynaldo Fernández, y el delegado de Cultura, Guillermo Quero, ha visitado la excavación con los técnicos que trabajan en este espacio, situado en la ladera norte de la Alhambra, junto al cauce del río Darro, desde el barranco por donde discurre la conocida Cuesta del Rey Chico hasta las últimas edificaciones del barrio, a espaldas de la iglesia de Santa Ana.

El proyecto supone una de las actuaciones más emblemáticas del acuerdo suscrito entre la ciudad y la fortaleza nazarí, ya que la recuperación del Paseo de Romayla abrirá una nueva vinculación entre la Alhambra y el barrio del Albaicín.

La zona se recuperará como un paseo lineal, una zona verde para el disfrute de los ciudadanos a través de itinerarios y recorridos peatonales.

El director del Patronato de la Alhambra ha hecho hincapié en la recuperación de este espacio por su alto valor como paisaje cultural en diálogo permanente entre Alhambra y el Albaicín, mientras que el delegado de Cultura ha valorado que la colaboración con el Ayuntamiento ya dé sus primeros frutos.

La excavación arqueológica, que cuenta con la supervisión de técnicos municipales y del Patronato de la Alhambra y Generalife, se hace mediante sondeos estratigráficos, con métodos manuales en terrenos donde se presume la existencia de restos arqueológicos.

En la primera fase se ha hecho una limpieza superficial del espacio y se ha eliminado la abundante vegetación debido a la orientación de la zona y a los numerosos caudales hídricos que la recorren.

Se ejecuta otra excavación en la zona en la que se encuentra el acueducto donde estaba ubicado el molino del Rey Chico, hoy desaparecido, en la zona del Carmen del Granadillo, y en el recorrido de la acequia de Romayla, desconocido con exactitud.

También están previstas otras áreas de intervención como en el Hotel Reúma y otra entre el Puente de Chirimías al acueducto de Santa Ana.

El objetivo del proyecto es recuperar el Paseo del Aljibillo y del antiguo trazado de la Cuesta de los Chinos, lo que conllevará la rehabilitación del puente sobre el arroyo que conecta con la actual Cuesta del Rey Chico y de los restos del Acueducto y Molino de Santa Ana.

Se conectará de este modo con el Carmen del Granadillo y de Santa Engracia, constituyendo una serie de paseos peatonales que darán continuidad al recorrido comprendido entre los puentes del Aljibillo y de las Chirimías.