Ideal

La sede tras la marcha a Málaga.
La sede tras la marcha a Málaga. / P. R.

Granada pierde la sede de la SGAE, pero estudia ampliar acuerdos con su fundación

  • El Ayuntamiento y la sociedad privada negocian una propuesta para «reforzar y ampliar» la presencia de la Fundación SGAE en la capital nazarí

Ni sede ni 'retén'. La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) no mantendrá ningún tipo de oficina física en Granada y cierra el polémico capítulo del traslado a Málaga que tantas ampollas ha levantado en la capital nazarí en las últimas semanas. No obstante, el ente y el Ayuntamiento estudian «reforzar y ampliar» los acuerdos que actualmente vinculan a la sociedad con la ciudad y la provincia.

El traslado a Málaga, ejecutado hace una semana, no había cerrado de manera definitiva la posibilidad de que la SGAE mantuviera en la ciudad un espacio físico. Desde el interior de la propia corporación habían surgido voces que rechazaban la decisión de la directiva y que reclamaban un gesto que evitara la marcha de Granada a la capital de la Costa del Sol.

La propuesta más sólida comprendía el mantenimiento de un 'retén', una sede simbólica y mínima en la ciudad. Fue remitida directamente al presidente de la SGAE, José Miguel Fernández Sastrón, que se comprometió a estudiarla en profundidad y ponerla en manos de los comités. Sin embargo, la propuesta fue rechazada por los propios socios y los órganos de decisión de la SGAE.

Consultada acerca de la decisión tomada por la organización, la sociedad insistía en que el traslado era una cuestión «definitiva» y «privada». Asimismo, la SGAE recordaba la «importante» colaboración que mantiene «no solo con la ciudad, sino con otras administraciones e instituciones de la provincia con la que hay firmados convenios».

Negociación

Aunque la marcha a Málaga era definitiva, en las últimas semanas el Consistorio inició una ronda de contactos con la SGAE para tratar de lograr la permanencia de la corporación o, en su defecto, ampliar los lazos que mantienen con la capital nazarí y con otras instituciones de la provincia.

Los contactos entre el equipo de gobierno granadino y representantes SGAE se han sucedido en los últimos días en unas negociaciones en las que se ha implicado personalmente el alcalde, Francisco Cuenca. De hecho el regidor mantuvo esta semana una reunión con la delegada regional de la corporación de la que salió el compromiso por parte de la sociedad de estudiar los convenios que posee actualmente la SGAE con Granada con la intención de reforzar su participación en la provincia.

La propuesta que estudian ambos organismos se centra en ampliar la presencia de la Fundación SGAE, que tiene sede física en Madrid. Este órgano, constituido en 1997 y que cambió su anterior denominación (Fundación Autor) a la actual en 2013, cuenta con una programación que se extiende por ciudades como la propia capital española, Santiago de Compostela o Sevilla.

Al parecer, el compromiso pasa por estudiar durante los próximos meses la forma de ampliar la presencia de la fundación en Granada bien con la firma de nuevos convenios de colaboración o con la puesta en marcha de herramientas de apoyo a nuevos creadores emergentes de la ciudad.

Desde el Ayuntamiento, el equipo de gobierno recordaba su rechazo a la marcha de la entidad de Granada y elogiaban la buena disposición de la corporación en los contactos mantenidos. «Desde la SGAE nos han confirmado que quieren reforzar su presencia y nos alegramos porque nuestro proyecto de ciudad pasa por devolver a Granada a la posición de capital cultural de Andalucía, un lugar que no debimos abandonar», señalaba el alcalde.

Por su parte, la SGAE insistía en la plena vigencia de sus convenios con Granada y confirmaba la posibilidad de que los lazos se estrechen aún más en el futuro. «Durante las próximas semanas y meses se estudiarán los nuevos convenios de 2018 y no descartamos que puedan ser ampliados».