Ideal

'Acróbatas' la imagen de la cabra montés

Cabra montés, macho y hembra, sobre picachos de Sierra Nevada.
Cabra montés, macho y hembra, sobre picachos de Sierra Nevada. / UGO MELLONE
  • El fotógrafo italiano Ugo Mellone presenta en la Madraza un libro gráfico realizado en las sierras granadinas

  • Desde el mar a las cumbres, la provincia de Granada es el mayor reducto de Capra hispánica del mundo, su imagen muestra la belleza y la fuerza de la fauna ibérica

Con las últimas luces del día, en el crepúsculo, los machos monteses merodean bajo las crestas de los Alayos, acuden a los prados donde se reúnen decenas de hembras de su especie. Entre los matorrales y barrancos de arenas dolomíticas se oyen los golpes secos de las pezuñas sobre las piedras. Es parte del ritual que día a día llevan a cabo las cabras montesas que habitan las montañas granadinas, una especie que tiene sus mayores poblaciones en esta zona del sureste ibérico. Sus movimientos gráciles sobre picachos imposibles, saltos al vacío y un comportamiento singular que les lleva a ocupar territorios desde la cota cero hasta el techo peninsular (3.481 metros sobre el nivel del mar), llamó la atención de un conocido fotógrafo de naturaleza de nacionalidad italiana y que desde hace un tiempo está afincado en la ciudad de Granada, Ugo Mellone, que ha editado un libro de alta calidad gráfica que con el título 'Acróbatas' muestra en toda su plenitud la belleza de la Capra hispanica.

El libro, que con una cuidadísima edición, se presenta el martes 29 de noviembre a las siete de la tarde en el salón de actos de la Madraza, ha sido elaborado con la colaboración científica de especialistas granadinos en cabra montés del Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada, José Enrique Granados y Paulino Fandos, que incluyen un ensayo científico sobre esta especie de ungulado muy ligada a la evolución del territorio nevadense. Son 150 fotografías de alta calidad, con prólogo de Bruno D'Amicis. Está editado en español y en inglés.

Ugo Mellone, afirma que ha sido todo un reto, porque «para poder fotografiarlas, la cabra montés te obligan a levantarte muy temprano y a estar despierto hasta tarde; te hacen sudar y jadear; te llevan a un terreno peligroso o directamente a una tormenta.», pero también reconoce que eso es una parte muy importante de la labor y el reto que mueve a un fotógrafo de naturaleza. «El largo camino que te lleva a encontrarlas está siempre lleno de excitación y satisfacción; está bendecido por la luz más pura y es la cosa más cercana a la trascendencia que he sentido en mi vida».

Las imágenes recogidas en este libro muestran machos y hembras, crías y rebaños, apareamientos y largas migraciones, y sobre todo paisajes sin igual, desde las altas cumbres de Sierra Nevada, a los acantilados de la costa granadina, donde es posible encontrar grandes machos monteses descansando al sol mientras miran al mar, y sin olvidar los espacios semidesérticos de Guadix y su comarca, porque a Ugo Mellone, le apasiona el desierto, donde asegura que se siente más unido a la naturaleza.

La singularidad paisajística de Granada ha atrapado la sensibilidad e Ugo Mellone, un joven que intenta transmitir su particular forma de mirar la vida salvaje.