Ideal

Domínguez de Haro posa con una de sus obras.
Domínguez de Haro posa con una de sus obras.

El pintor Domínguez de Haro vuelve a Andalucía con el arte orgánico que conquistó Miami

  • El artista sexitano expondrá su obra de paisajes marinos desde mañana en la Feria Internacional de Arte de Marbella

A sus 88 años, el pintor sexitano Antonio Domínguez de Haro volverá a colgar sus obras de arte en Andalucía tras conquistar al público de Estados Unidos con sus pinturas, todas con motivos y paisajes de fondos marinos, en Art Basel Miami. Desde mañana y hasta el próximo 3 de agosto será uno de los principales reclamos en la Feria Internacional de Arte de Marbella donde podrán verse un total de 31 piezas. El pintor está considerado en América como 'un nuevo Picasso' debido a la originalidad en su trabajo, bautizado como 'arte orgánico'.

Tal y como relata su hijo Toni Domínguez, esta nueva escuela surgió de un modo espontáneo: «Es complicado explicar el origen, fue algo que se fue formando. Mi padre siempre ha sido un defensor del mar. El viaje a Miami ha sido increíble. Al final ha sido cierto eso de que hay que salir fuera de casa para que después te vean».

El pasado mes de diciembre probó suerte en el Hotel Four Seasons de Miami, donde cautivó al público con su estilo diferente e innovador. El éxito ha sido tal que ha sido la propia cadena hotelera quien ha propuesto al pintor granadino repetir exposición. Domínguez volverá a los Estados Unidos acompañado de uno de los mayores exponentes del Pop Art americano, Romero Britto. Para esta ocasión, las expectativas están por las nubes y el entorno del pintor confía en dar «un verdadero bombazo», tal y como afirma Toni Domínguez.

Respecto a la Feria Internacional de Arte de Marbella, Toni destaca que siempre es positivo encontrar este tipo de iniciativas cerca de casa y manifiesta abiertamente que siempre las apoyarán. La muestra de Domínguez de Haro estará compuesta por 12 óleos grandes, 6 acuarelas y alguna colección pequeña. En total serán 31 cuadros. Además, será la segunda vez que exponga ante el público marbellí, tras el éxito cosechado, por lo que espera una inauguración «con muchísima gente y coleccionistas llegados de todo el mundo».

Sus trabajos podrán contemplarse en el Art Marbella en el Stand E11 hasta el próximo 3 de agosto.

Mar y arte

Para el hijo del pintor, hablar de Almuñécar y su costa es sinónimo de hablar de la vida y obra de su padre. «Es su Mediterráneo, su vida entera», sintetiza. El artista comenzó con tan solo 6 años a dibujar peces y elementos marinos que a la postre han formado parte de un legado de obras que han servido para conformar una escuela propia, el denominado 'arte orgánico' o 'arte ecológico'.

Fruto de su trabajo la localidad de Almuñécar cuenta con una avenida con su nombre, que no podía desembocar en otro lugar que en Playa de Cabria; el lugar donde tantas sensaciones conoció y trasladó a su arte. «Mi padre ha pasado su vida entera en el mar y uno de sus trabajos es mostrar a las nuevas generaciones cómo era antes para que se concience sobre su degradación», señala Toni como síntesis de la labor reivindicativa de su padre.