El PP critica que el sistema de entradas de la Alhambra favorece «el trapicheo y la reventa»

El consejero Miguel Ángel Vázquez./R. C.
El consejero Miguel Ángel Vázquez. / R. C.

El consejero de Cultura responde en el Parlamento que es «transparente» y «premia a aquellas agencias que lo hacen mejor»

E. P.SEVILLA

El PP-A reprochó ayer a la Junta en el pleno del Parlamento que sea «incapaz» de resolver el «problema histórico» de los accesos a la Alhambra desde hace «más de una década», afirmando que en este monumento «se mantiene una asignación oculta del reparto de entradas», un extremo que negó la Consejería de Cultura, asegurando que se trata de un sistema «transparente» fruto del «diálogo».

El asunto fue objeto de una pregunta a propuesta de la diputada del PP-A Marifrán Carazo sobre las negociaciones mantenidas por el Gobierno andaluz con el sector turístico en relación al sistema de entradas al monumento.

El consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, defendió que en lo que va de legislatura se han mantenido 46 reuniones técnicas y oficiales con distintos representantes del sector turístico de Granada, en virtud de las cuales y «a petición» del colectivo, se han aplicado cambios en la venta y reserva de entradas; además de implantarse una nueva plataforma de gestión que «ha permitido eliminar las colas en las taquillas» del monumento nazarí.

Junto a ello -según relató- se ha ampliado la participación en la Granada Card por parte de la Alhambra para favorecer las pernoctaciones en Granada y su provincia y, también «fruto del diálogo» y de las recomendaciones de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, se han implantado las entradas nominativas para grupos.

Carazo reprochó al consejero que no se haya escuchado a los profesionales y le culpó de la ausencia de negociación y de haber optado por la «imposición». Un hecho que, tal y como aseguró, han dejado patente las asociaciones representativas del sector, mostrando su «disconformidad e indignación» ante las declaraciones del director del monumento que sostuvo que el sistema había recabado apoyo y consenso. «Al llevarle la contraria, el director ha insultado a las agencias que trabajan en la ciudad atrayendo visitantes y turistas».

La diputada autonómica preguntó a Vázquez «dónde está el acuerdo suscrito» y le invitó a «mostrarlo, si es que lo conoce». Carazo insistió en que «mantienen una asignación oculta de las entradas» y denunció que el PP le ha solicitado el reparto diario de los últimos años «y a pesar de habernos personado en el monumento -advirtió- no nos han facilitado esta información».

Trapicheo y reventa

Marifrán Carazo responsabilizó también al titular de la cartera de Cultura «de un sistema que fomenta el crecimiento exponencial del número de agentes autorizados dedicados únicamente al trapicheo, a comprar y a revender entradas. Un sistema que provoca el no poder trabajar con previsión. Las agencias no saben, ni sus clientes, si podrán visitar o no la Alhambra». En definitiva, un sistema que, a juicio de la parlamentaria del PP, «produce en último término pérdida de turistas y visitantes con graves consecuencias económicas sobre el conjunto del sector turístico sobre nuestra ciudad y sobre la imagen del propio monumento».

Por su parte, el consejero enfatizó que «sí se conoce el sistema de reparto de entradas», que es «público, abierto, transparente» y hecho por la Universidad de Granada, que premia a «aquellas agencias que lo hacen mejor y responde a las normas de competencia». Censuró en este sentido que desde el PP-A se «eche por tierra el prestigio de la Universidad de Granada», algo que admitió no sorprenderle porque «no creen en la universidad pública» como «se está viendo estos días».

Fotos

Vídeos