Salobreña busca ser 'Municipio Turístico' para inyectar más dinero en sus playas

Imagen de Salobreña, que aspira a ser el segundo Municipio Turístico de Granada, tomada desde el Castillo nazarí./JAVIER MARTÍN
Imagen de Salobreña, que aspira a ser el segundo Municipio Turístico de Granada, tomada desde el Castillo nazarí. / JAVIER MARTÍN

La declaración, que solo tienen 17 localidades andaluzas, le reportaría unos 70.000 euros anuales de ingresos extraordinarios

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE

Cualquiera que conozca cómo se ponen su paseo marítimo y sus playas en pleno mes de agosto daría fe de que Salobreña, sin lugar a dudas, es un municipio turístico. Pero que lo reconozcan oficialmente no es tan sencillo. La declaración de ‘Municipio Turístico’ es la fórmula con la que la Junta de Andalucía aporta ingresos extraordinarios para compensar el sobresfuerzo que los Ayuntamientos tienen que realizar en limpieza, seguridad, mantenimiento de playas o conservación del patrimonio cultural por la avalancha de visitantes. En Andalucía solo 17 localidades pueden presumir de pertenecer a este selecto club de ‘municipios turísticos’, entre ellos Almuñécar, el único de la provincia de Granada.

Ahora su vecina Salobreña quiere seguir sus pasos. Hasta julio del año pasado Salobreña no cumplía los requisitos exigidos para obtener esta declaración, el principal escollo era su déficit de camas hoteleras. Sin embargo la nueva normativa de la Junta, que ha cambiado las exigencias, ha allanado el camino para que, ahora sí, Salobreña pueda optar a la declaración y la alcaldesa María Eugenia Rufino (PSOE) se ha lanzado a la lucha por este ‘título’.

Este próximo lunes su gobierno llevará a pleno la propuesta para buscar la aprobación del pleno, que es el último paso que exige el decreto de la Junta de Andalucía. Y lo hace una vez que los técnicos municipales ya han culminado el expediente en el que justifican que cumplen los requisitos. «En lugar de llevar la propuesta y después iniciar el expediente hemos querido tener terminado todo el trabajo antes de ir al pleno, para no crear la expectativa», apunta la alcaldesa.

Trabajo listo

O sea, que con todo el trabajo hecho y el sí del pleno, el expediente se enviará a la Junta que tendrá que estudiarlo y, si no encuentra ninguna pega, este mismo año la declaración de Municipio Turístico podría hacerse firme. En ello confía la alcaldesa.

Rufino subraya que la Junta exige que se cumplan al menos diez de un total de 17 condiciones exigidas para los municipios turísticos y que Salobreña lo hace. Entre ellas, por ejemplo, que el ayuntamiento tenga un presupuesto específico para promoción o infraestructuras turísticas o que se desarrollen iniciativas de defensa y restauración del patrimonio. La declaración se traduciría unos ingresos directos anuales extraordinarios para Salobreña, que recibiría una bonificación del 10% en la Patrica (Participación en los Tributos de la Comunidad Autónoma). En el caso del municipio serían unos 70.000 euros que son finalistas, esto es, solo podrían gastarse en proyectos turísticos. Y la alcaldesa tiene claro cual sería la prioridad: las playas. «El dinero se convenia con la Junta y presentaríamos proyectos. A mi me preocupa muchísimo la puesta a punto de las playas porque los municipios nos hemos quedado solos para soportar ese gasto. Esos ingresos extra permitirían invertir en equipamiento, pasarelas o mejoras de accesibilidad», resume.

Además, la alcaldesa destaca que independientemente de los ingresos directos, la declaración supondría un espaldarazo para Salobreña por la promoción añadida que la Junta ofrece a estos municipios, así como la posibilidad de firmar convenios de colaboración con otros departamentos, además de con la consejería de Turismo y Deporte.

Fotos

Vídeos