Las playas de Motril resurgen tras un mes de pesadilla y de obras

Playa Granada ha ganado más de 50 metros de arena. /Javier Martín
Playa Granada ha ganado más de 50 metros de arena. / Javier Martín

El litoral deja atrás los problemas de los trasvases y afronta el verano con optimismo |Playa Granada ofrece su mejor versión en años y en Poniente se han reparado todos los daños para alegría de vecinos y chiringuitos

MERCEDES NAVARRETE

Turistas sorprendidos por las obras durante sus vacaciones en el hotel de Playa Granada asegurando ante las cámaras de televisión que no volverían a Motril. La playa cerrada por obras en pleno junio. Los vecinos de Varadero y Santa Adela interponiéndose en la trayectoria de los camiones y en pie de guerra para exigir que los trasvases de arena no destrozaran su parte de playa. Los chiringuiteros desesperados e indignados... El inicio de la temporada alta no se podía haber planteado este año con peores perspectivas en la playa de Motril.

Las obras de regeneración de Playa Granada, con el trasvase de 200.000 metros cúbicos de arena desde el extremo de la playa del Cable, comenzaron el pasado 8 de mayo e iniciaron una auténtica pesadilla para sector turístico en el que el final no se las prometía precisamente feliz.

Pocos vecinos y hosteleros eran optimistas hace apenas dos semanas, el 1 de junio, cuando concluyó el plazo dado por el Gobierno para finalizar los trasvases y las máquinas tuvieron que seguir en la arena. La playa de Poniente se había quedado destrozada, llena de balsas y escalones y la experiencia de años anteriores hacía temer a los vecinos que permaneciese así el resto del verano.

Pero la movilización y la presión de vecinos, Ayuntamiento y asociaciones empresariales ha surtido efecto. Exigieron que la playa se quedara en perfectas condiciones después de las obras y, al final, así ha sido. Un mes después del inicio de la pesadilla, Motril mira al inicio de la temporada alta con optimismo. No solo se han arreglado las playas sino que se han quedado en mejores condiciones que los años anteriores.

Un playón

A día de hoy la dirección provincial de Costas ha concluido su trabajo y Playa Granada, el límite de Motril con Salobreña que estaba perdida por el azote de los temporales, ha ganado un playón. De hecho, ofrece su mejor versión en años. En la playa de Poniente, a diferencia de los trabajos de regeneración de años anteriores, las máquinas no se han ido de la playa hasta borrar las huellas del paso de los camiones y eliminar las balsas y escalones que, hace apenas dos semanas, daban una imagen deprimente del litoral motrileño. «Lo veíamos imposible y al final con el esfuerzo de la dirección provincial de Costas y la presión de los vecinos hemos logrado que se haga bien», valora la presidenta de la Asociación de vecinos de Santa Adela, Lidia López, que encabezó la movilización de su barrio contra las máquinas de Costas y arrancó entonces el compromiso del subdelegado del Gobierno Francisco Fuentes, junto a las asociaciones empresariales, de acelerar las obras y dejar la playa en perfectas condiciones.

Susto

Igual que fueron beligerantes para exigir los arreglos, ahora quieren agradecer el esfuerzo a Costas y especialmente al jefe provincial del servicio, Francisco Rey, que ha bajado a pie de playa y ha estado vigilando que las máquinas no se fueran hasta borrar el último socavón de Poniente. «Después del susto que teníamos, de cómo estaba la playa, de pensar que no nos íbamos a poder bañar ahí este verano... al final está en condiciones y estamos contentos», resume.

No obstante, son conscientes de que el trabajo de la asociación vecinal no ha terminado y de que ahora toca ir de la mano de Ayuntamiento y asociaciones empresariales para exigir información y plazos para la construcción de un sistema de defensa de la playa definitivo. «Los espigones están a años luz, no están ni en proyecto así que el año que viene tendremos el mismo problema y aquí estaremos los vecinos. Ya hemos dejado claro que el año que viene aquí no trasvasan por tierra. La arena no se la llevan de aquí más en camiones porque no lo vamos a permitir, lo harán en barco o en helicóptero», asevera la portavoz vecinal.

«Un señor

También desde la Asociación de empresarios de playa de Granada mantienen firme la exigencia de una solución definitiva para el litoral de Motril y suspiran aliviados al ver las playas en buenas condiciones para el inicio de la temporada alta. También ellos, que aseguran haber perdido mucho dinero por tener la playa cerrada desde el 8 de mayo hasta la primera semana de junio, se temían que la historia pudiera salir aún peor y que no se arreglaran los daños en Poniente, como en años anteriores.

«Hay que agradecer al jefe provincial de Costas la cercanía y la competencia que ha mostrado. Este hombre es un señor. Sabemos que el esfuerzo para arreglar una playa enorme como Poniente, que tiene de 260.000 metros cuadrados ha sido ingente y él lo ha conseguido con los medios que había. Se ha volcado y ha estado a pie de playa, metro a metro», agradecía José Lemos, propietario del chiringuito Hoyo 19 y delegado en Motril de la Asociación de chiringuitos de la Costa Tropical.

Después del daño que las obras han hecho a la imagen del litoral, Lemos animó a turistas y granadinos a comprobar que las playas de Motril están en buenas condiciones y cómo luchan sus negocios para que dejen de ser 'las hermanas pobres' del litoral. «A partir de ahora, las escolleras tienen que ser la lucha de todos los motrileños», advierte.

Fotos

Vídeos