El SAS pagará más a los médicos que se queden tres años en las Urgencias del hospital de Motril

Profesionales de distintas categorías del servicio de Urgencias del hospital de Motril protestando ayer por la falta de personal. :: /Javier Martín
Profesionales de distintas categorías del servicio de Urgencias del hospital de Motril protestando ayer por la falta de personal. :: / Javier Martín

El incentivo intentará combatir el déficit de personal que sufre este centro, donde en los últimos meses se han acumulado las vacantes por traslados y renuncias

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE

Si no hay manera de cubrir las plazas de médico que siguen vacantes, semanas después, en las Urgencias del hospital de Motril... por algo será. La Junta de personal del hospital de Motril y los sindicatos llevan meses reclamando una mejora de las condiciones de trabajo en este servicio, para hacer más atractivas estas plazas y evitar la cascada de renuncias y traslados que han puesto en jaque al personal de Urgencias y que ayer desembocaron en una protesta espontánea de los profesionales, que ya no aguantan más.

Luciendo lazos negros y con carteles de 'Nuestro hospital se muere' en la espalda, los profesionales mantuvieron una protesta en los pasillos y en la puerta de Urgencias para exigir soluciones ante la falta de personal que en las últimas semanas ha llevado al límite a los sobrecargados profesionales sanitarios.

Ante el cariz que está tomando la situación en el servicio de Urgencias y tras el estallido de los profesionales de todas las categorías (médicos, enfermeros, auxiliares...), que ayer además eran respaldados por vecinos de Motril que se fueron convocado por las redes sociales, la gerente el SAS, Francisca Antón Molina se plantaba en la mañana de ayer en el hospital comarcal Santa Ana de Motril, adelantado la visita que tenía prevista para dentro de unos días para tratar de calmar los ánimos.

Antón atravesó el pasillo donde se concentraban los profesionales –que la recibieron de espaldas para mostrar los carteles de protesta– y se reunió con los representantes de los trabajadores para garantizarles que las plazas de médicos de Urgencias vacantes se cubrirán el próximo 1 de junio con la incorporación de siete médicos que finalizarán su formación en esa fecha.

En lucha 30 años después

La motrileña María Sánchez Mané tenía 16 años cuando toda su ciudad se echó a la calle en una movilización histórica para exigir un hospital, hartos de que la gente muriera en la carretera camino a Granada. «Yo estuve allí y la policía nos lanzó pelotas. Entonces todo Motril salió a la calle», recordaba. Ayer, ya cincuentañera, María vio en el grupo Facebook 'Marujas motrileñas' que el personal de Urgencias estaba en pie de guerra y le faltaron piernas para subir al Santa Ana, con su amiga Charo, a solidarizarse con el personal sanitario y exigir soluciones. «Luché por el hospital hace 30 años y aquí estoy otra vez. Aquí tenemos que estar todos para defender lo que nos están quitando», aseguraba.

«El plazo que hemos puesto para cubrir las plazas es el necesario para que terminen los residentes su periodo de formación, para finales de mes, el 1 de junio. Hemos ofrecido contratos al 100% y hasta el 31 de diciembre y con posibilidad de mantenerse hasta que terminen en interinidad o plantilla, o sea, contratos estables», explicaba la gerente del SAS.

Sobrecarga

Pero además, el SAS ha escuchado las demandas de la junta de personal y tomará medidas para evitar la fuga profesionales del hospital comarcal de la Costa, donde los últimos meses se han acumulado los traslados y las renuncias. Es la pescadilla que se muerde la cola. Primero salieron varios profesionales a otros destinos, a raiz del concurso oposición y al haber plazas libres en Atención Primaria y por el proceso de desfusión en Granada. Después, al no cubrirse esas plazas que dejaban vacantes, los médicos de servicios como el de Urgencias en Motril, se han ido sobrecargando –haciendo hasta cuatro guardias al mes y asumiendo trabajo extra– hasta el límite de renunciar también a sus contratos, lo que ha agravado la situación para los que quedan.

Pero ayer el SAS anunció a IDEAL que tomará medidas para cortar este bucle e incentivar que los médicos vean Motril como un destino atractivo. Antón Molina notificó así que el SAS declarará las plazas de médico en el servicio de Urgencias del hospital comarcal Santa Ana de Motril como «puestos de difícil cobertura».

Esto significa no solo que los facultativos que trabajen en este servicio recibirán una mayor puntuación, sino que los que se mantengan tres años en el puesto también recibirán una compensación económica.

Fidelización

«Estamos negociando con la mesa sectorial y definiendo los puestos de difícil cobertura que son aquellos que permiten a los facultativos, que son los profesionales que más escasean, puntuar más en las bolsas. Los que están en estos puestos puntúan más mes a mes, lo que facilitará concurso de traslados, oposiciones... y cuando se mantienen un año se les computa todo el periodo trabajado. Así cuando llegan a tres años de fidelización se les incrementa en un nivel la carrera profesional, sin tener que pasar por la acreditación, con lo cual cobrarán al mes un poquito más», declaró la gerente.

En su opinión, este incentivo facilitará la cobertura de los puestos de Urgencias del hospital comarcal de la Costa y la Alpujarra «para que no tengamos este problema en el futuro».

Corto plazo

A más corto plazo, la gerente del SAS también garantizó soluciones con la cobertura de las plazas vacantes no solo de médicos sino también de otras categorías profesionales, como enfemeros o auxiliares, para que la normalidad vuelva al servicio de Urgencias, donde ha estallado una rebelión en toda regla.

«El gerente del Área está empleado al 100% en buscar a los profesionales que faltan donde sea», apuntaba la gerente del SAS, que destacó la calidad de la atención al paciente que se ha prestado siempre en el Área Sanitaria Granada Sur. «Este es el hospital de la mejor área sanitaria de Andalucía, con unos índices de calidad extraordinarios y que ha sido la joya de la corona y que es la envidia de las áreas», aseguró.

Antón enmarcó el problema concreto del déficit de personal facultativo en las Urgencias del hospital de Motril en «la falta crónica de profesionales médicos» en Atención Primaria y otras especialidades que hay a día de hoy sufre toda España por la política del Ministerio, «al que pedimos insistentemente que aumente las plazas MIR».

«Le he pedido a los profesionales esperanza, paciencia y confianza. Son unos profesionales excelentes y no me queda más que agradecerles el enorme esfuerzo que están haciendo», concluyó.

Fotos

Vídeos