Las obras que arreglarán el socavón de la A-7 empezarán hoy

Las obras que repararán el deslizamiento entre Carchuna y Castell comenzarán en unos días.
Las obras que repararán el deslizamiento entre Carchuna y Castell comenzarán en unos días. / JAVIER MARTÍN

Se cortará el carril en sentido Málaga para comenzar con las voladuras que hacen falta en el arreglo de este deslizamiento

Laura Ubago
LAURA UBAGOGranada

Las obras que acabarán con el deslizamiento de la A-7 entre Carchuna y Castell comenzarán hoy. Fuentes de la subdelegación del Gobierno señalan que lo que se ha estado realizando hasta la fecha ha sido la preparación del carril en sentido Almería porque las voladuras y las obras en sí obligarán a cortar primero el carril del sentido Málaga por lo que todo el flujo de vehículos circularán un tiempo por uno solo, generando algunas molestias a los conductores que recorran este tramo de autovía muy transitado en verano debido al flujo de turistas que va a la costa granadina y a la almeriense.

Cuando terminen los trabajos, este hundimiento, corto pero intenso, habrá desaparecido. Atrás quedará el sobresalto de los conductores al pasar por esta carretera deslizada. Las obras conllevarán voladuras del terreno de ahí que necesitasen un permiso de la Junta de Andalucía que fue el que, inicialmente, retrasó el comienzo de la obra.

Después de un lío burocrático que tuvo paralizado el comienzo de las obras del hundimiento de la A-7, a mediados de junio se quedó todo el papeleo listo y se desenmarañó el conflicto de papeles entre Junta y Fomento.

En estas obras se van a mover 300.000 metros cúbicos de arena y materiales

Desde la subdelegación del Gobierno en Granada esperaban con expectación la autorización de la Junta de Andalucía que se firmó a las puertas del verano aunque no será hasta la semana que viene cuando comiencen los trabajos.

Lo que faltaba era el permiso de voladuras para la obra, que otorga Minas y que debe estar supervisado por la delegación de Medio Ambiente del gobierno andaluz.

Las obras de este deslizamiento situado en el tramo Carchuna-Castell deberían haber empezado en marzo, según los planes del Gobierno, pero el embrollo de permisos hizo que se retrasara el comienzo.

La subdelegación del Gobierno granadino informó de que era la Junta la que tenía que dar el permiso de voladuras para que empezara la obra. Y desde la delegación granadina de Medio Ambiente de la Junta advirtieron que la culpa no era de ellos, porque estaban esperando una autorización ambiental del Ministerio de Medio Ambiente que no llegaba, así que el «retraso» era del propio Gobierno.

Obra de 2,4 millones

El deslizamiento apareció en diciembre y el Gobierno se tomó tan en serio la gravedad del problema, que decretó que ahí se haría una intervención urgente por valor de 2,4 millones de euros. Una inversión significativa que no solo incluye la reparación de la carretera en este punto sino también los estudios necesarios para decretar las causas del hundimiento y un plan de actuaciones para tratar de contener futuros movimientos que puedan volver afectar a la carretera, en este tramo que tantos quebraderos de cabeza dio durante su construcción.

En la obra se van a mover 300.000 metros cúbicos de arena y materiales. Los trabajos consisten en la estabilización del deslizamiento surgido en un desmonte mediante la retirada de la masa inestable y su transporte a vertedero.

Fotos

Vídeos