Los niños de Motril se conciencian sobre el reparto de tareas en el hogar

Los niños del Fabiola hacen la cama en la Casita de Igualdad. /Javier Martín
Los niños del Fabiola hacen la cama en la Casita de Igualdad. / Javier Martín

En la 'Casita de la Igualdad' los alumnos del colegio Reina Fabiola aprenden a hacer la cama o a doblar la ropa

Laura Ubago
LAURA UBAGOGranada

Los niños del colegio Reina Fabiola están aprendiendo de igualdad a través de una 'casita' en la que aprenden a hacer la cama entre todos. El delegado territorial de Educación, Germán González, acompañado de las concejalas de Igualdad y Educación del Ayuntamiento de Motril, Susana Feixas y Mercedes Sánchez, participaron en la inauguración de la Casita de la Igualdad, un nuevo espacio coeducativo puesto en marcha por la comunidad educativa del Colegio de Educación Infantil y Primaria ‘Reina Fabiola’, que surge con el objetivo de concienciar y fomentar el reparto de trabajos y cuidados del hogar entre todos los miembros de la unidad doméstica.

La Casita de la Igualdad se distribuye en diferentes espacios como el dormitorio, donde los escolares pueden mejorar su habilidad para hacer la cama, así como para doblar y colocar la ropa, o la cocina, donde pueden practicar cómo ordenar la compra o fregar los platos. Las tareas de barrer, limpiar el polvo o fregar el suelo tampoco quedarán ajenas a los pequeños, en los espacios del baño o el salón comedor.

El recorrido por este peculiar entorno doméstico finaliza con una zona de lavado y planchado, y un taller mecánico en la que los alumnos podrán realizar trabajos como cambiar bombillas, clavar puntillas, atornillar y desatornillar, y otras tareas básicas de fontanería, menaje y reparación.

Para darle a este recurso el máximo aprovechamiento educativo, los docentes del centro han creado una completa guía didáctica, en la que se proponen claves y herramientas lúdicas, adaptadas a distintas edades, para potenciar la adquisición de destrezas básicas en el hogar, concienciando sobre los beneficios y satisfacciones que conlleva un reparto igualitario de tareas.

La propuesta se articula a través de actividades y dinámicas de grupo que, a modo de itinerario, generan un espacio de aprendizaje que fomenta la participación igualitaria, la autonomía y corresponsabilidad en el trabajo doméstico, partiendo de la propia experiencia del alumnado en su realidad cotidiana y avanzando hacia estrategias igualitarias, en las que se implica a las familias y a toda la comunidad educativa con la idea de hacer efectivo el aprendizaje y generar hábitos coeducativos en los hogares.

Fotos

Vídeos