Nacen más de 30 sepias en el Acuario de Almuñécar

Nacen más de 30 sepias en el Acuario de Almuñécar
E. P. / AYUNTAMIENTO DE ALMUÑÉCAR

Esta nueva reproducción viene a «demostrar la buena aclimatación y cuidado que reciben en estas instalaciones»

E. P.ALMUÑÉCAR

El Acuario de Almuñécar, en la costa de Granada, ha logrado una nueva reproducción de más de 30 sepias en sus instalaciones, que provienen de otras que nacieron el año pasado.

Según ha indicado, en una nota de prensa remitida por el Ayuntamiento de Almuñécar, el biólogo del acuario, Federico Salas, esta nueva reproducción viene a «demostrar la buena aclimatación y cuidado que reciben en estas instalaciones».

«Asimismo, viene a completar el ciclo biológico, algo que no siempre se consigue, debido a la complejidad de este proceso», ha explicado Salas, quien ha agregado que el apartado de la alimentación es fundamental y siempre está basada en animales vivos.

Al principio, se los alimentó «con unos pequeños crustáceos llamados artemia y, cuando alcanzan un mayor tamaño, de otros crustáceos más conocidos por todos llamados camarones», a lo cual se suma «el buen cuidado del agua en el que viven, la temperatura de ésta y los parámetros adecuados», ha afirmado el técnico.

Tras un tiempo de aclimatización, ya están disponibles estas nuevas sepias, de apenas dos o tres centímetros, para que los visitantes del Acuario de Almuñécar puedan conocerlas.

Se trata de un molusco cefalópodo conocido también como jibia. La concha de la sepitiene forma de cuchara, y de sus tabiques originales no quedan más que unas láminas calcáreas, que «parten de la capa córnea para descender oblicuamente hacia la zona ventral del cuerpo».

Alcanza los 30 a 40 centímetros de longitud, y vive en el fondo de los mares poco profundos, generalmente entre las hierbas acuáticas y las algas. Se desplaza mediante «una ondulación progresiva de los pliegues laterales del manto» y, a veces, también recurre a «la energía reactiva, expulsando el aire de la cavidad paleal por el tubo del embudo».

Acuario de Almuñécar

El Acuario de Almuñécar se ubica en la playa de Kuwait, en el centro de la localidad sexitana. Cuenta con dos niveles que acogen una muestra de la fauna mediterránea. En la primera, se encuentran los invertebrados sésiles y medusas, pasando por anémonas, erizos, pintarrojas, caballitos de mar, langostas, tropicales y pelágicos.

En el segundo nivel, se puede apreciar la fauna de cuevas, playas o praderas farenógamas hasta llegar al oceanario, donde el visitante puede ver, a través de un gran túnel, tiburones, tortuga y verderones, entre otros. A partir de este viernes, 1 de junio, el horario de visita será todos los días, de lunes a domingo, de 10,00 a 14,00 horas y de 18,00 a 22,00 horas.

Fotos

Vídeos