Motril enterró 1,4 millones de fondos europeos en un edificio que lleva una década abandonado

La central de recogida neumática de residuos, en el barrio de los Álamos de Motril, cerrada desde hace una década y sin estrenar. /Javier Martín
La central de recogida neumática de residuos, en el barrio de los Álamos de Motril, cerrada desde hace una década y sin estrenar. / Javier Martín

La central para implantar la recogida neumática de residuos construida en el barrio de Los Álamos languidece sin uso y sin que el Ayuntamiento vaya a recuperar ese proyecto

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE

En 2006, antes de que el estallido de la crisis económica lo cambiara todo, el Ayuntamiento de Motril pensó a lo grande en materia ambiental y proyectó un novedoso sistema de recogida neumática para la basura que prometía acabar para siempre con las bolsas fuera del contenedor y los malos olores. El sistema de recogida neumática iba a implantarse en las nuevas zonas de expansión de la ciudad, comenzando por Los Álamos, en el este de Motril.

La basura se introduciría por bocas de entrada, en espacios públicos y privados, y llegaría transportada por aspiración mediante conducciones subterráneas hasta una central de recogida. Y por ahí, por la central, se comenzó el proyecto, que figuraba en el programa electoral de Izquierda Unida, partido que entonces gestionaba el Área de Medio Ambiente como socio del gobierno de Motril que por entonces estaba presidido por el PSOE.

Varias más

Con una financiación de 1,4 millones de euros, el 80% provenientes de fondos europeos, el Ayuntamiento motrileño levantaba la primera de las centrales de recogida neumática de la ciudad. El PGOU proyectaba varias más en Motril para continuar progresivamente el proyecto.

La primera central de recogida, en el barrio de los Álamos, se terminó de construir en julio de 2008. El edificio de 700 metros cuadrados albergaba la máquina de aspiración, la sala de control y los contenedores donde se tenían que compactar y almacenar los residuos, que después irían a las plantas de tratamiento.

Desde julio de 2008

En aquella fecha, en julio de 2008, el alcalde de Motril, Carlos Rojas (PP) y el andalucista Antonio Escámez, que gobernaba en coalición con el PP, presentaban las instalaciones 'heredadas' y alababan las bondades del sistema que tenía que dar servicio a más de ocho mil viviendas en los nuevos desarrollos de la ciudad.

Todo eso si la crisis no hubiera hecho saltar por los aires los planes de expansión urbanística de la ciudad. La construcción de la red de tuberías por la que tenía que circular la basura corría a cargo de los promotores de los planes parciales MOT-4 y MOT-5, que nunca llevaron a cabo el proyecto.

«Imposible» de recuperar

Y hasta hoy. El edificio de Los Álamos languidece desde hace casi una década sin que los motrileños sepan muy bien qué es aquello que nunca llegó a tener utilidad y que se ha convertido en uno de los grandes despropósitos de la ciudad. Y es que al Ayuntamiento de Motril gobernado por PSOEy PA ni se le pasa por la cabeza ni tiene en su agenda recuperar el sistema de recogida neumática de residuos que sería «imposible» de implantar a día de hoy con financiación municipal por sus altos costes, según fuentes del gobierno. Desde el Ayuntamiento motrileño tampoco han hecho público si tienen algún plan para 'reciclar' de alguna manera el edificio y toda la maquinaria de su interior que se financió con 1,4 millones la mayoría fondos europeos FEDER.

Diez años después de su construcción no hay respuestas sobre si la central de recogida neumática seguirá abandonada y sin estrenar. En el año 2016, el Partido Popular, a través de Luisa García Chamorro, llevó a pleno una propuesta para que el Ayuntamiento reconvirtiese la central de recogida en un edificio en un centro de barrio para Los Álamos, en vistas de que Motril no iba a poner en marcha este sistema de recogida de basura «que requería una inversión millonaria». Tras aquella propuesta del PP, el gobierno se comprometió a estudiar la viabilidad de cambiar el uso al edificio.

Esta semana ha sido el partido político Ciudadanos en Motril el que ha vuelto a pedir cuentas y respuestas al gobierno municipal, a través de una pregunta presentada al Área de Urbanismo y a recordar el «despilfarro» de dinero público. Ahora solo falta ver si, una década después, todavía es Europa la que puede pedir cuentas a Motril por enterrar 1,4 millones de euros en la basura... neumática.

Fotos

Vídeos