El mensaje del anciano de 104 años de Salobreña

Miguel Fajardo soplando las velas de su 104 cumpleaños. / IDEAL

El vecino más longevo de la localidad celebra su cumpleaños rodeado de su familia y amigos y feliz, en su pueblo, por cómo le tratan todos

R. I.SALOBREÑA

El vecino más longevo de Salobreña, Miguel Fajardo, recibió ayer miércoles la felicitación de familiares, vecinos y amigos a través de un sencillo y emotivo acto organizado con motivo de su 104 cumpleaños.

El homenaje tuvo lugar en el mercado municipal salobreñero, ya que, ha sido uno de sus comerciantes, Bartolomé Robles, el impulsor de la iniciativa como consecuencia del cariño y admiración que le profesa desde que lo conoció hace ahora cinco años.

Sus amigos del mercado municipal le prepararon un sencillo acto donde recibió el homenaje y el cariño de su familia, vecinos y Ayuntamiento. El salobreñero expresó sentirse muy orgulloso y agradecido «porque todos se portan conmigo muy bien».

Por su parte, Miguel, que se emocionó al soplar las velas, dijo sentirse muy orgulloso de su familia y agradecido a todos por acordarse de él en este 22 de noviembre, día de su cumpleaños.

Aunque hace algún tiempo que Miguel Fajardo se desplaza en silla de ruedas con la ayuda de su familia, afirma que aparte de las piernas se encuentra bien de salud. Y de deshace en elogios y piropos hacia sus hijos porque «no los puede haber mejores».

También tuvo palabras de cariño para sus nietos y bisnietos, «bisnietos tengo una pila», respondió mientras una de sus hijas le recordaba que son ya más de veinte. Señaló que le visitan de vez en cuando, pero sobre todo cuando tiene algún problemilla de salud. «Cuando me pongo echado a perder vienen todos a verme a casa», afirmó orgulloso y feliz. Y en cuanto a consejos cree que el mejor que les puede dar es «que respeten para que sean respetados».

El concejal de Turismo y Deportes, Manuel Guirado, estuvo presente en el acto para trasladarle en nombre del Ayuntamiento el cariño de todos los salobreñeros. «Miguel es una persona buena, de la que podemos aprender mucho y todo el cariño que le podamos devolver es poco», afirmó.

«Este año cumplo 104, creo, y el año que viene será un año más», dijo el vecino más mayor de Salobreña, un sonriente Miguel Fajardo con el buen talante que le caracteriza. Que así sea.

Fotos

Vídeos