María Josefa cumple 100

La familia de Josefa celebró con ella el cumpleaños. /ideal
La familia de Josefa celebró con ella el cumpleaños. / ideal

El municipio de Almuñécar ha reconocido a esta centenaria vecina por "toda una vida"

LAURA UBAGO

María Josefa Medina Albertus celebró ayer un cumpleaños muy especial. El de los 100. Y como regalo especial recibió el reconocimiento de su pueblo, Almuñécar, en forma de placa. La concejala de Servicios Sociales y Tercera Edad, María del Carmen Reinoso, en nombre del Ayuntamiento sexitano quiso rendir un homenaje especial a esta vecina y por ello se sumó una entrañable fiesta que le preparó la familia de María Josefa.

El acto de celebración, que vino a coincidir con el Día de la Mujer, tuvo lugar en el domicilio de la esta vecina centenaria y fue sencillo pero muy emotivo.

Para María Josefa y su familia fue una sorpresa compartir el momento tan especial y alegre. María del Carmen Reinoso le hizo entrega de un ramo de flores una placa en la que decía: 'La ciudad de Almuñécar a su ilustre vecina María Josefa Medina Albertus, en reconocimiento a toda una vida, con nuestro cariño en su cien aniversario'. Reinoso, además de felicitarla, le agradeció el esfuerzo realizado durante toda la vida dedicada al trabajo y su familia.

María Josefa ha sido campesina y ganadera, residente en el Pago de Gelibra en pleno agro almuñequero. Siempre pendiente del trabajo al tiempo que volcada con su familia, junto al que fue su esposo, Francisco Francos Rodríguez, del que enviudó hace 16 años. Ahora vive junto a su hija mayor, lucidamente en su casa, en el corazón del Barrio San Sebastián de Almuñécar.

María José Medina Albertus nació en Jete en 1918. Se casó con Francisco Franco Rodríguez, cuando tenía 24 años y residían en el Pago de Gelibra. Tuvo diez partos, nos comentaba su familia, de los cuales nacieron seis hijos. Tiene 21 nietos y 20 biznietos.

Fotos

Vídeos