La Junta libera en Salobreña un ejemplar de tortuga boba afectada por desnutrición

El animal ha sido devuelto al medio natural en una playa tras varios meses de recuperación

EFEMOTRIL

La Junta ha liberado hoy un ejemplar de tortuga boba, una vez recuperada de los graves síntomas de desnutrición con los que fue hallada el pasado mes de julio en una playa de Motril (Granada).

El animal ha sido devuelto al medio natural en una playa de Salobreña tras varios meses de tratamiento y rehabilitación en un centro especializado de la Junta de Andalucía en Algeciras (Cádiz).

Según ha explicado la delegada de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Inmaculada Oria, el animal, encontrado con apenas 1,2 kilos de peso, fue recogido y custodiado por un agente de Medio Ambiente y posteriormente trasladado por un equipo veterinario a las instalaciones del Centro de Gestión del Medio Marino (Cegma) del Estrecho, donde comenzaron los trabajos para su recuperación.

El ejemplar apareció con una lesión profunda en la región cervical, con pérdida severa de tejido muscular, y albergaba moluscos y crustáceos llamados 'epibiontes' adheridos a la piel y a la concha, lo que le originó varios problemas, como impedirle una natación normal y dificultarle la búsqueda de alimento.

El animal ha sido sumergido en agua dulce durante 48-72 horas, lo que ha facilitado su hidratación.

Actualmente, la tortuga pesa casi tres kilos y está fuerte y en perfectas condiciones para volver a su hábitat idóneo, un área de la playa de La Guardia (Salobreña) limítrofe con la zona de especial conservación de los acantilados y fondos marinos del Tesorillo.

La tortuga boba -Caretta caretta-, con posible origen en alguna de sus zonas de reproducción en Centroamérica, Cabo Verde o Mediterráneo oriental, es una especie protegida y amenazada, catalogada como vulnerable y en peligro de extinción según el libro Rojo de los Vertebrados Amenazados de Andalucía.

Fotos

Vídeos