Granada-La Palma: trece años cultivando el talento literario

Foto de familia de los premiados en el certamen literario con los representantes de la cooperativa. /Granada-La Palma
Foto de familia de los premiados en el certamen literario con los representantes de la cooperativa. / Granada-La Palma

El concurso de relatos y poesía que homenajea a Francisco José Rodríguez Jiménez, fallecido en 2004 a los quince años de edad, reunió 1.500 obras de 21 colegios granadinos

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE

Tenía quince años y si la vida no fuera tan injusta habría llegado muy muy lejos porque, desde bien pequeño, dio muestras de que poseía un talento fuera de serie. Francisco Rodríguez Jiménez, era el hijo de Encarnación Jiménez Durán y Francisco Rodríguez González, socios de la cooperativa Granada La Palma y falleció en el año 2004, cuando tenía 15 años. La muerte de aquel chaval inquieto e inteligente, amante de la lectura, al que le encantaba escribir y que era el primero en inscribirse en las actividades educativas que organizaba la cooperativa, supuso un mazazo para toda la gran familia de la Granada-La Palma. Miguel del Pino, que por entonces era el presidente de la cooperativa agrícola, quiso mantener muy viva la memoria de Francisco Rodríguez Jiménez creando un certamen literario que llevara su nombre y le rindiera homenaje para siempre.

Los padres del joven se implicaron desde el principio en la organización del certamen, que se convirtió en un aliciente y una motivación para salir adelante en los peores momentos de su vida. La primera edición se celebró en el año 2005 y desde el principio fue un éxito de participación. A día de hoy el certamen literario 'Francisco José Rodríguez Jiménez' , que cumple trece años cultivando el talento de los escolares, es una referencia en el mundo educativo y una cita esperada por los colegios.

Un año especial

Este año, en el que Granada-La Palma celebra sus 45 años de vida, la edición del certamen ha sido muy especial, además de la segunda más participativa de su historia, con un total de 1.500 obras. Al acto de entrega de premios, celebrado en las instalaciones de la cooperativa en Carchuna, asistieron más de 250 personas, entre los participantes premiados y sus familiares, además de los agricultores y trabajadores de Granada-La Palma.

El certamen ha contado con una participación de 1.500 obras, originales e inéditas, de participantes de 21 centros educativos granadinos, duplicando la participación de la anterior edición y con una gran difusión entre los estudiantes de la comarca, según explican desde la cooperativa. Encarnación Jiménez Durán, que presentó la entrega de premios, mostró su orgullo por la trayectoria del certamen que lleva el nombre de su hijo, por la calidad y por la participación que en estos años alcanza casi los 18.000 niños. A todos los pequeños les animó a expresar sus sentimientos a través de la escritura.

Gracias

Además, la socia de la cooperativa quiso dar las gracias tanto a Miguel del Pino que fundó el certamen como al actual presidente de Granada-La Palma Pedro Ruiz que lo ha seguido apoyando y mimando así como a todos los miembros de la cooperativa por su apoyo y cariño.

Por su parte, en representación de la Junta directiva, el presidente de La Palma, Pedro Ruiz dio también agradeció al Comité Social y miembros del jurado su dedicación a esta actividad, además de felicitar a todos los participantes y centros educativos por su implicación y la magnífica calidad de los trabajos recibidos.

«Para nuestra cooperativa es muy gratificante celebrar este certamen que fomenta valores educativos y despierta aptitudes tan positivas como el talento literario, la afición por la lectura y la escritura, que contribuyen al desarrollo personal e intelectual de nuestros niños y jóvenes», destacó Ruiz. En las distintas categorías se repartieron numerosos premios, desde bicicletas y patinetes eléctricos hasta portátiles, ebook, tablets y juegos educativos.

Apoyo institucional

Tampoco se perdieron el evento los concejales de Cultura, Francisco Ruiz y Educación, Mercedes Sánchez, además de Mª Ángeles González, de la Entidad Local de Carchuna-Calahonda, que destacaron la contribución de esta actividad al fomento de la cultura desde la infancia.

El jurado del certamen, compuesto por miembros de la Cooperativa La Palma, bibliotecarios de Motril, Carchuna y Calahonda así como personas reconocidas en el ámbito de la creación literaria, destacó la calidad literaria de las obras recibidas en las distintas categorías de cuento, poesía, dibujo y relato corto. Por la mayor participación de trabajos presentados a concurso, se premió a los centros Segalvina (Salobreña), Cardenal Belluga (Motril), Virgen de la Cabeza (Motril), San Antonio (Motril), Carchuna y Nazarí (Salobreña).

Fotos

Vídeos