El fiscal denuncia a un vecino de Motril por tuits ofensivos a Rufián e Iglesias

Este es uno de los mensajes y aún está por la red./IDEAL
Este es uno de los mensajes y aún está por la red. / IDEAL

Pide que se reciba declaración al líder de Podemos, así como a Errejón y Bescansa como perjudicados por un posible delito de odio

YENALIA HUERTASGranada

Un vecino del municipio granadino de Motril ha sido denunciado por la fiscalía como presunto autor de varios tuits ofensivos publicados en una cuenta de Twitter, entre abril y octubre del año pasado, y dirigidos expresamente contra representantes políticos de Podemos y ERC.

Según las fuentes consultadas, la denuncia, fechada el 5 de octubre, ha sido formulada por el fiscal delegado del Servicio de Tutela Penal de la Igualdad contra el Odio y la Discriminación de la Fiscalía Provincial de Granada, Francisco Hernández Guerrero, y se encuentra ya en los juzgados de Motril. Por su parte, fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Ceuta y Melilla precisaron que ha sido repartida al Juzgado de Instrucción 1 de Motril, si bien no pudieron precisar si se ha ordenado ya algún tipo de diligencia o citado al denunciado para tomarle declaración.

La denuncia considera que los tuits que se emitieron desde la cuenta atribuida al motrileño pueden ser constitutivos «de un posible delito contra los derechos fundamentales». Exactamente, de un delito de incitación al odio, que está tipificado en el artículo 510 del Código Penal.

Cuenta suspendida

El rosario de mensajes ofensivos enviados desde el perfil de Twitter que presuntamente pertenecía al denunciado -el usuario empleaba un nombre de empresa- se inició el 4 de octubre de 2016, a las 11.04 horas, cuando Gabriel Rufián, diputado del grupo de ERC en el Congreso de los Diputados, recibió un mensaje amenazante en su perfil público de la red. Aunque la cuenta del denunciado ha sido suspendida por la empresa operadora, el tuit aún puede encontrase en Twitter, debido a que fue retuiteado -hasta en 28 ocasiones- por otros usuarios para denunciarlo.

A raíz de ese primer mensaje «amenazante», en el que se preguntaba a Rufián si era padre y deseaba que matasen a su hijo, los agentes investigadores de la Policía Judicial catalana analizaron el perfil de origen, creado en abril del año pasado, y hallaron otros tuits ofensivos, casi todos publicados en octubre. El dueño de este perfil «había realizado 261 tuits, tenía 20 seguidores y seguía a 131 usuarios».

Al propio Rufián dedicaba otros mensajes en los que le decía que le daba «mucho asco, grima y repugnancia», a la vez que agregaba que «el mundo sería más feliz sin traidores a su propia patria». Otros tuits difundidos en los que la Policía detectó contenido «incitador de la violencia y el odio» fueron enviados a Oriol Junqueras, Muriel Casals, Raúl Romeva, Carme Forcadell o Artur Mas. A estos les decía: «todos a la cárcel o al paredón». El líder de Podemos, Pablo Iglesias y los diputados de la formación morada Carolina Bescansa o Íñigo Errejón, fueron también blanco de sus mensajes insultantes.

Además de estos tuits, los investigadores apreciaron «contenidos discriminatorios e incitadores al odio dirigidos a un ciudadano gitano-rumano», al que, entre otra serie de improperios e insultos, llamaba «escoria».

«En el presente caso, no solamente han sido objeto de vejación e incitación al odio determinados representantes de partidos políticos por razón de sus opiniones y posturas públicas, sino también una persona (...) por su condición de homosexual, etnia gitana y extranjero». Es una de las consideraciones que el fiscal hacía en su denuncia, según las fuentes.

También destacaba el fiscal que «los mensajes han tenido cierta difusión entre otros usuarios, como acreditan los datos de acceso y reenvío (retuiteo), lo que supone la puesta en peligro de los bienes jurídicos de los que son titulares los mencionados, siendo expuestos a posibles reacciones adversas y seguidoras de la línea marcada por el denunciados por otros seguidores de la red social».

El ministerio público desconoce, al ser varios los perjudicados, si todos ellos han llegado a tener conocimiento de lo que se decía en aquellos tuits. Así, pide al juzgado que, aparte de localizar e interrogar como investigado al denunciado, reciba declaración en calidad de perjudicados a Iglesias, Errejón y Bescansa.

Pide que Iglesias y otros declaren como perjudicados.
Pide que Iglesias y otros declaren como perjudicados. / IDEAL

El fiscal pedía que la denuncia fuese admitida e investigada en la provincia de Granada por haberse emitido los mensajes desde Motril, al tiempo que instaba a que se acreditase la identidad del autor de las frases hirientes. IDEAL ha podido saber de otras fuentes judiciales consultadas que «desde finales de octubre» figuran unas diligencias previas en el juzgado contra el denunciado, las cuales se encontraban ayer pendientes «del visto del fiscal».

«Recibirás una notificación»

El tuit a Rufián preguntándole si era padre y que desencadenó las pesquisas policiales fue censurado por muchas personas. Los mensajes contrarios a su contenido se sucedieron en cascada. Algún usuario instaba al resto a hacer caso omiso «a esta clase de tarados», mientras que otro le animaba a continuar y vaticinaba las posibles consecuencias penales de sus palabras: «En breve acabarás recibiendo una notificación».

Fotos

Vídeos