La Costa vende su mejor invierno desde 2010 con subidas del 10%

Turistas disfrutan del buen tiempo en las playas de Almuñécar./J.M.
Turistas disfrutan del buen tiempo en las playas de Almuñécar. / J.M.

La tarifa media diaria en los hoteles de la Costa Tropical se situó en 48,1 euros, logrando el mayor incremento interanual de toda la costa andaluza

L. G.MOTRIL

La Costa Tropical está viviendo el invierno más dulce de la década. El aumento de la demanda, que está dejando datos de ocupación de un 20% más con respecto a los meses invernales de 2016, es uno de los factores que está alimentando los datos que baraja la Consejería de Economía, que sitúa al litoral granadino como el destino de sol y playa de Andalucía donde más ha subido el precio medio de una habitación durante el mes de noviembre.

Los visitantes que elijan la Costa Tropical deberán pagar este invierno un 10,32% más de media, lo que significa que la tarifa se sitúa en 48,1 euros. Aunque es cierto que estos precios todavía no alcanzan los valores que sí se ven en la Costa almeriense o la gaditana, donde se pagan 50,99 y 57,8 euros respectivamente, lo cierto es que la granadina sí que puede presumir de haber logrado ese mayor incremento interanual que, para los hoteleros, es el indicador claro de que, si ya de por sí el 2017 fue bueno, el 2018 será un año de récord.

Menos camas y más nórdicos

Las claves para entender por qué la Costa está vendiendo uno de los mejores inviernos de su historia reciente las da Rafael Lamelas, presidente de los hoteleros de la Costa, que siente que las labores de promoción que se iniciaron hace ahora ocho años están dando sus frutos. Medidas para dar a conocer el destino Costa Tropical que se hicieron sobre todo en los países nórdicos y que son ahora los principales países de origen de los clientes que llenan los hoteles de Almuñécar, que cuenta con la mayor planta hotelera de la Costa granadina. Lamelas apunta que al aumento de la demanda hay que sumar la reducción de camas que se produce en la Costa en invierno, donde los grandes hoteles cierran sus puertas tradicionalmente. En esta ocasión se han cerrado dos mil camas del Playa Granada Club Resort de Motril, el Playa Cálida de Almuñécar o Los Fenicios provocando que de las seis mil plazas con las que cuenta la planta hotelera de la Costa, los visitantes tengan que pagar por dormir en una de las 4.500 que quedan.

«La oferta se concentra sobre todo en el Almuñécar Playa, Victoria Playa, Helios y los apartamentos Chinasol», valora Lamelas, que también achaca esta subida de precios al nuevo modelo de establecimiento de precios. «Ahora ya no se cierran los precios por quincenas, sino que los hoteles los van subiendo a medida que van viendo que se van quedando sin plazas», apunta Lamelas. Y eso, es algo que se ha producido en la Costa Tropical, sobre todo durante los fines de semana, según apuntan, por ejemplo, desde el sexitano Albayzín del Mar.

José Manuel Hernández, director del Elba Motril apoya con su testimonio los datos de la Consejería. En su caso, especifica que durante esta temporada baja está disfrutando de una subida del 10% en la ocupación que les ha dado pie a subir los precios, eso sí, en fechas señaladas, como las Navidades, cuando el precio medio de las habitaciones se situaba en los 70 euros y no cabía un alfiler en un hotel que tradicionalmente ha sido y es receptor de un cliente no tan vacacional, sino que llega a la Costa por cuestión de negocios. «El 80% de la clientela que hemos tenido ha sido ese cliente de negocio, pero es verdad que este año ha aumentado mucho el turismo internacional, a mi juicio por la conflictividad que hay en otros países que tienen una oferta parecida a la nuestra», valora Hernández.

Buenas perspectivas

«Ahora el precio baja un poco, a los 60 euros», especifica este hotelero que reconoce que aún sigue sin ser un precio rentable. «A pesar de eso es verdad que los datos están siendo muy positivos y eso nos da la previsión de que este año será muy bueno», apunta.

Muy positivo se muestra también Manuel Martín, del Best Western de Salobreña. «Aún no se ha alcanzado la cifra óptima para que el invierno sea rentable», apunta, pero el aumento del 23% de ocupación que ha experimentado durante el mes de diciembre le da alas para creer y estar seguro de que la temporada alta de este año 2018 será histórica.

Fotos

Vídeos