La Costa cierra un diciembre de récord

Dos turistas llevan sus maletas en Almuñécar./JAVIER MARTÍN
Dos turistas llevan sus maletas en Almuñécar. / JAVIER MARTÍN

La ocupación sube más de un 20% gracias a los turistas nórdicos y las visitas por negocios

Laura Gautier
LAURA GAUTIERMotril

Para los hoteleros de la Costa, diciembre suele ser la cara más representativa de la estacionalidad que castiga al sector cuando las sombrillas y las sillas se guardan hasta la próxima temporada y el sol y la playa no se postulan como las grandes bazas para atraer al turista. Sin embargo, aquellos 'valientes' que en este invierno no han decidido cerrar sus puertas se están encontrando con unos datos de ocupación excepcionales que alimentan las expectativas del sector, no sólo para luchar contra la bajada que trae consigo la temporada baja, sino que se configuran como un indicativo que les hace soñar con un 2018 será récord, no sólo a nivel de ocupación, sino también en rentabilidad.

El incremento de visitas de fin de semana ha impulsado también las buenas cifras

Los nórdicos y franceses están alimentando los datos de ocupación en los hoteles de Almuñécar y Salobreña, donde en este mes de diciembre se ha registrado más de un 20% de pernoctaciones que en diciembre de 2016. Una situación que también se está viendo en Motril, donde, además de recibir a turistas extranjeros, también están resucitando las visitas de personas que duermen en la ciudad por cuestión de trabajo, según aclaran desde el hotel Elba, de Playa Poniente. Sin lanzar las campanas al vuelo, pero alegrándose de las buenas perspectivas que ya había en el sector turístico de cara al invierno, el presidente de la Asociación de hoteleros de la Costa, Rafael Lamelas, ya indicó que lo ideal sería dar un paso más y evitar el cierre de hoteles que se produce en temporada baja. En esta ocasión, se han cerrado dos mil camas, pero siguen abiertas 510 más que la temporada pasada. El Playa Granada Club Resort de Motril, el Playa Cálida de Almuñécar, Los Fenicios o el Almuñécar Playa son algunos de estos hoteles que prefieren cerrar en invierno.

Buenas sensaciones para 2018

Desde Salobreña, Manuel Martín, gerente del Best Western, da un paso más e indica que estos datos son un aliciente para pensar que el año que viene será difícil encontrar una cama libre en la Costa Tropical a partir del mes de junio. Aunque Martín reconoce que aún no se ha alcanzado la cifra óptima para que el invierno les sea rentable, el hecho de que se haya duplicado la ocupación en diciembre (en su caso con una media del 31,60% ), es algo que no se veía desde hacía años. «El verano de la Costa va a ser espectacular, nosotros ya tenemos vendido el 3,6% para agosto. Es algo inédito», apunta.

En el Albayzin del Mar, en Almuñécar, también han registrado una subida en la ocupación del mes de diciembre. Concretamente, un 30% más, un porcentaje alimentado con las visitas de fin de semana de españoles, franceses y alemanes que optan por una de las casi 80 suites con las que cuenta este alojamiento. Así lo atestigua Eduardo Jódar, jefe de recepción de este hotel que reconoce que este está siendo un mes de diciembre felizmente atípico en cuanto a cifras de ocupación.

En el Elba de Motril también han experimentado esta subida histórica. Diciembre le ha sonreído a este hotel que ha registrado una media de ocupación del 65% en todo el mes, lo que supone una subida del 23% con respecto al mismo periodo del año pasado. Y aunque es verdad que, según Francis Jiménez, jefa de recepción, se ha incrementado el número de franceses, ingleses, polacos y rusos que eligen Motril como destino, si hay algo que ha impulsado la ocupación, eso ha sido el turismo de negocios.

Ahora, según explica, por ejemplo, los comerciales que visitan la ciudad se han animado a quedarse hasta tres noches seguidas para trabajar, y eso, junto al puente y las visitas de fin de semana han hecho que aumente la ocupación. «Ahora en navidades es un turismo más vacaciones y en fin de año tenemos las 200 camas ocupadas», resume Jiménez.

Fotos

Vídeos