La Costa aprovecha que el TSJA suspende el blindaje del litoral para tramitar 1.600 casas y hoteles vetados

Las laderas de Cabria, es una de las zonas por las que quiere crecer Almuñécar y que se encuentran dentro del Plan Litoral. / JAVIER MARTÍN

Varios pueblos intentarán que la Junta saque sus suelos del nuevo plan | Torrenueva quiere ofertar 20.000 metros de suelo hotelero, Carchuna ampliar invernaderos y Almuñécar crecer por las zonas protegidas

Laura Gautier
LAURA GAUTIERMotril

En cuanto se enteraron de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) había suspendido el plan que prohíbe construir a 500 metros de la franja litoral, los alcaldes de la Costa comenzaron a hacer cábalas sobre sus posibilidades urbanísticas. Con la aprobación de este documento -el llamado Plan Litoral- la Junta blindó del ladrillo en 2013 aquellas zonas con especiales valores ambientales. Con él se dio por finalizado un largo proceso iniciado en el año 2012 vía decreto y que estableció la prevalencia de este plan sobre los planteamientos urbanísticos municipales. Sin embargo, un error de forma -el plan se aprobó con el Gobierno de Susana Díaz todavía en funciones- ha tumbado por el momento este blindaje. Los alcaldes de la Costa están dispuestos a aprovechar el paréntesis para pedir a la Junta que saque sus suelos de la lista y retomar aquellos proyectos que la ley se llevó por delante y que contemplaban la construcción de 1.600 viviendas entre Albuñol y La Herradura, hoteles en Torrenueva en primera línea de playa y más invernaderos en la franja litoral de Carchuna-Calahonda. Un total de dos mil hectáreas de suelo -el porcentaje de costa protegida más bajo de Andalucía, con el aumento de protección del 22% de suelo- que los ayuntamientos quieren volver a ofertar. El objetivo, en el caso de Torrenueva, es volver a sacar 20.000 metros de suelo protegido; crecer urbanísticamente en el caso de Almuñécar; o ganar espacio para los agricultores son las expectativas Carchuna.

La Junta de Andalucía tiene 30 días para recurrir la sentencia ante el Supremo a partir del 7 de septiembre, fecha del fallo que anula el plan tras un recurso presentado por el Ayuntamiento de Barbate (Cádiz). Fuentes de la administración autonómica confirmaron ayer a IDEAL que la intención de la Junta es recurrir para que el documento de protección siga vigente. Sin embargo, los pueblos de la Costa están dispuestos a poner sobre la mesa las alegaciones pertinentes para bloquear el blindaje y que los promotores vuelvan a interesarse por sus terrenos. Plácido Lara, presidente de Torrenueva; Concepción Abarca, de Carchuna-Calahonda; José Manuel Fernández, concejal de Urbanismo de Almuñécar; y Mª José Sánchez, alcaldesa de Albuñol, se alinean en esta postura.

232 alegaciones

La polémica viene de lejos y ya desde su nacimiento el Plan Litoral generó controversia en la Costa, donde el PP hizo frente común y presentó un total de 232 alegaciones al entender que el plan condenaba a la comarca a no desarrollarse al espantar a posibles inversores y cortar las alas sobre todo a los municipios de la Costa oriental.

La Junta, en un foro organizado en octubre de 2013, tuvo que escuchar las críticas de los ayuntamientos y colectivos profesionales, que reprocharon la creación de un documento que no tenía en cuenta las peculiaridades de la Costa Tropical, que no estaba tan desarrollada urbanísticamente como otros puntos del litoral andaluz.

En Albuñol se preveía la construcción de 92 viviendas en el acantilado que hay entre la Sierra de la Contraviesa y el mar y su alcaldesa, la socialista Mª José Sánchez, está dispuesta a resucitar aquel espíritu. La regidora aboga incluso por hacer un bloque común entre todos los pueblos de la Costa y volver a presentar esas 232 alegaciones «para ver si ahora les hacen caso».

Crecer por Cabria

«La Costa de Granada es diferente», excusa el concejal de Urbanismo de Almuñécar, José Manuel Fernández, que intentará aprovechar las negociaciones para aprobar su PGOU para que la Junta saque del Plan Litoral terrenos como los de Cabria o La Sandovala. El edil sexitano entiende que esta es una de las zonas por las que Almuñécar puede crecer como ciudad, un área en la que ya existen viviendas diseminadas.

Fernández espera que se retome un debate en el que debe resurgir la idea de que la Costa granadina es distinta a las demás por su nivel de desarrollo y sus características geográficas. «El problema del plan es que trata por igual a todo el litoral andaluz. Quizás tenga sentido proteger el litoral onubense o el gaditano, que es más ancho, pero no tanto el granadino, donde hay muy poco espacio entre el mar y la ciudad y sólo por ahí se puede crecer», explica. «Ese modelo de protección no funciona en Granada por su topografía», resume el edil, que reconoce que los propietarios de los suelos blindados ya han llamado a su puerta para saber en qué situación se encuentran.

«El problema del plan es que trata por igual a todo el litoral andaluz. Aquí hay poco espacio» José Manuel Fernández | Edil de Urbanismo de Almuñécar

«Volveremos a presentar las 232 alegaciones para ver si esta vez nos hacen caso» Mª José Sánchez | Alcaldesa de Albuñol

«Pediremos que el plan quede sin efecto para que la Costa se desarrolle y se genere empleo» Luisa García Chamorro | Portavoz del PP de Motril

«La construcción de casas y hoteles puede suponer un impulso turístico para mi pueblo» Plácido Lara | Alcalde de Torrenueva

Más duro en sus declaraciones, aunque en la misma línea, se posicionó el PP motrileño -que siempre ha estado en desacuerdo con el Plan Litoral-. La portavoz del grupo, Luisa García Chamorro, pidió a la Junta que deje sin efecto el documento para que la Costa «se desarrolle y se generen puestos de trabajo». En caso de no ser así, según avanzó a este periódico García Chamorro, presionará al gobierno municipal (PSOE y PA) con una moción para que pidan a la Junta que se olvide del plan de protección. Este periódico intentó conocer el posicionamiento del gobierno municipal sobre el tema sin éxito.

Y es que en Motril hay varios focos 'rebeldes' con el plan de protección de la Junta, concretamente en Carchuna-Calahonda y Torrenueva. La presidenta de la ELA, Concepción Abarca, pide que se deje de proteger la zona que hay entre la Nacional 340 y el mar, un área en la que se preveía una ampliación de suelo para invernaderos y de la que tuvieron que olvidarse en 2013. Los populares incluso tendieron la mano al gobierno local para «ir donde sea necesario» para «pelear por el crecimiento de la comarca».

Y si en Carchuna entienden que la suspensión del Plan Litoral puede traer el desarrollo del sector hortofrutícola, en Torrenueva ven la balanza caer del lado del Turismo. Placido Lara, alcalde de la Entidad Local, especificó que el documento de protección dio al traste con la creación de un hotel y 344 viviendas en una parcela denominada TOR3 de 171.000 metros cuadrados, de los cuales 12.500 estaban destinados a la construcción. La zona, según explicó la Junta quedó protegida bajo el nivel 2 del Plan, que incluye suelos con valores naturales paisajísticos dignos de protección, entre otras características.

Lara, que ya presentó las alegaciones pertinentes en su momento, ve ahora la esperanza de retomar este proyecto que puede suponer «un impulso turístico para su pueblo». Incluso da un paso más: su idea es unir los terrenos del TOR3 a los del TOR2 para ofrecer a los promotores una parcela mayor que la anterior, con 20.000 metros de suelo hotelero.

Fotos

Vídeos