La alcaldesa de Carchuna impide que se celebren unas jornadas de memoria histórica en el castillo del pueblo

La fortaleza de Carchuna, que está rehabilitada. /Javier Martín
La fortaleza de Carchuna, que está rehabilitada. / Javier Martín

«Aquí no quiero más banderas que las de Andalucía, Motril y España», asegura la regidora de la entidad local

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETECARCHUNA

El próximo 24 de mayo se cumplen 80 años de uno de los episodios más rocambolescos de la Guerra Civil Española que tuvo como escenario la Costa de Granada: el rescate en una acción relámpago de 308 presos republicanos procedentes de la caída del frente Norte de Asturias que estaban recluidos en el Castillo de Carchuna, entonces un campo de prisioneros del bando nacional. Un comando integrado por no más de 35 soldados republicanos, al mando de teniente norteamericano Willam Aalto, logró asaltar el fuerte de Carchuna y liberar a los 308 prisineros asturianos que emprendieron una agitada huida hasta ponerse a salvo tras las líneas leales a la República en Castell.

Ochenta años después, familiares de aquellos presos asturianos, junto con las asociaciones memorialistas de la Costa de Granada y también de Asturias, están preparando un programa de actos que pretende recuperar y analizar aquel episodio histórico y que se desarrollarán el próximo fin de semana.

La intención era celebrar unas jornadas, con una mesa de historiadores, precisamente en el castillo en el que ocurrieron los hechos, que está restaurado y se utiliza para todo tipo de actos culturales y reuniones... pero van a tener que buscarse otro sitio. Las asociaciones memorialistas se han topado con la alcaldesa pedánea de Carchuna y Calahonda (PP), Concepción Abarca, que les ha denegado el permiso para utilizar el castillo con el argumento de que no quiere actos «políticos» en el monumento.

Memorial de 'La Desbandá'

Y si no quiere ni que el castillo acoja unas jornadas, mucho menos convertir para siempre el castillo en un 'Memorial de la Desbandá', como ha propuesto la Asociación 14 de abril, de la Costa granadina, que considera el fuerte un lugar idóneo para crear una especie de exposición permanente que recordara el drama que vivieron miles de refugiados.

La propuesta de creación de un centro memorial, presentada por IU, logró el respaldo del Parlamento andaluz. «Planteamos que el castillo de Carchuna sería un lugar muy interesante para albergar ese centro, porque el frente quedó en Calahonda y porque fue el punto donde las brigadas internacionales contuvieron el avance», explica Fernando Alcalde, de la Asociación 14 de abril. Además, la Asociación defiende que el Memorial, que no interferiría con la actividad que el castillo tiene en la actualidad, podría ser un reclamo turístico para Carchuna y Calahonda, que podría explotar 'la ruta senderista de los evadidos' o los escenarios que fotografiaron Robert Capa y Gerda Taro.

«No reabrir heridas»

Por otro lado, el Parlamento Andaluz , a propuesta de Podemos, también aprobó que el castillo de Carchuna sea 'Lugar de Memoria histórica de Andalucía', que se indicará con una placa.

«Que ahí hubo una cárcel, lo sabemos, que pongan una placa histórica, muy bien, siempre que no vengan con banderas ni ofendiendo a nadie, pero no quiero que el castillo se utilice para hacer política. No quiero en mi pueblo se reabran enfrentamientos ni heridas, ni remover historias de sufrimiento que hubo en los dos bandos y en que perdió más, no lo pongo en duda», resume Abarca.

La alcaldesa recuerda que a su gobierno le ha costado mucho esfuerzo rehabilitar el castillo, al que se han dedicado todas las subvenciones. «Cuando estaba derruido nadie se acordaba del castillo», protesta Abarca. «No quiero ahí ni política ni más banderas que la de España, Andalucía y Motril, ni la republicana ni la preconstitucional», concluye la alcaldesa.

Fotos

Vídeos