El Ayuntamiento de Motril controla a diario que no sigan las obras del centro de inmigrantes

Obras en el edificio del EVA-9 en una imagen de archivo./Javier Martín
Obras en el edificio del EVA-9 en una imagen de archivo. / Javier Martín

El gobierno de Motril, que envía todos los días a la Policía, cortará el suministro de agua y luz para más seguridad

Laura Ubago
LAURA UBAGOGranada

El Ayuntamiento de Motril controla a diario que el Gobierno no continúe –tal y como se comprometió– con las obras del centro de inmigrantes en el edificio del EVA-9, después del rotundo rechazo vecinal.

El teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Escámez, indicó que lo primero que hace el técnico inspector de Urbanismo es pasarse todos los días por el antiguo pabellón militar para comprobar que no se está trabajando.

«Todos los días pasa por allí la Policía Local y tenemos constancia de que no se están haciendo obras. Para más seguridad, vamos a cortar el suministro de agua y luz y así sería más complicado si quisieran», anotó el teniente de alcalde de Urbanismo que señaló que el presidente de la asociación de vecinos de Los Álamos tampoco le ha avisado de que allí haya actividad por lo que siguen confiando en que no la hay.

Lo que sí dijo Escámez que se puede estar produciendo estos días es la recogida de materiales que se estaban empleando para esta obra que llegó a estar ejecutándose durante bastantes días hasta que el Ayuntamiento se plantó y pidió al secretario de Estado de Seguridad que se paralizasen.

De hecho, el equipo de gobierno motrileño indicó que «jamás» le daría licencia de obras a estos trabajos que el Gobierno dijo que paralizaría por el rechazo vecinal. Miles de motrileños llegaron a salir a la calle para pedir que no se construyese un CIEen Motril.

Estos días, miembros de la plataforma #motrildiceno hacen turnos a las puertas del edificio del EVA-9 para garantizarse de que no continúan las obras ante «movimientos» que han observado.

Desde la plataforma CIES no Granada apuntaron que un mes después de la orden de paralización de las obras del EVA-9 de Motril, «la construcción del nuevo CIE continúa». Por eso han presentado queja ante la subdelegación del Gobierno de Granada y el ministerio de Interior y han pedido la intervención del Ministerio Fiscal, según anunciaron por redes sociales.

Algunos vecinos han llegado a pasar la noche frente al edificio del EVA-9 con el fin de evitar que los trabajos continúen si es que el Gobierno tuviese intención de seguir con las obras de lo que llamaron centro de emergencias para «internar» inmigrantes.

Fotos

Vídeos