Más de 300 alumnos aprenden prácticas de Resucitación Cardio Pulmonar

Una joven motrileña aprende a hacer un masaje para salvar vidas. /Javier Martín
Una joven motrileña aprende a hacer un masaje para salvar vidas. / Javier Martín

Los chavales han aprendido qué hacer ante un paro cardiaco

Laura Ubago
LAURA UBAGOGranada

La plaza de España de Motril ha acogido una actividad práctica sobre maniobras de Resucitación Cardio Pulmonar dentro del taller 'SalvaVidas' en el que unos trescientos alumnos han realizado prácticas de RCP guiadas por profesionales del Hospital de Motril, 061, Cruz Roja y Protección Civil para poder hacer frente a un paro cardiaco o parada cardiorespiratoria, que es la mayor causa de muerte en todo el mundo occidental.

En la jornada han estado presentes el concejal de Salud, Miguel Ángel Muñoz, la concejala de Educación, Mercedes Sánchez, el director de la UCI del Hospital de Motril, Miguel A. Díaz Castellanos y el presidente de la Asociación de Pacientes Cardiacos Sur de Granada, José Antonio Maldonado Martín.

El responsable municipal de Salud, Miguel Ángel Muñoz, manifestaba que esta actividad dirigida de manera específica a los alumnos de 4º de la ESO y 1º de Bachillerato, «también debería ser orientada a toda la sociedad en general para tener conocimiento de cómo se realiza una Resucitación Cardio Pulmonar, y al tiempo, concienciarse de la importancia de cuidar nuestro corazón, y ante cualquier problema cardiaco, actuar de inmediato a la espera de la llegada de los profesionales sanitarios».

Motril es una ciudad cardioprotegida que cuenta con desfibriladores en diversos puntos, «en los espacios deportivos están estos aparatos, pero el objetivo sería avanzar más, de manera que haya un desfibrilador a menos de tres o cuatro minutos de una persona que pueda tener un accidente cardiaco en cualquier punto del municipio», ha concluido Muñoz.

Mercedes Sánchez, concejala de Educación, se congratulaba que más de 300 alumnos de los centros de Motril participen «en esta importante actividad que tiene como fin aprender a realizar un masaje cardiaco y poder salvar vidas en caso de que una persona sufra un infarto; creo que los niños son los mayores altavoces que puede tener la sociedad y es por donde hemos de empezar, por lo que agradezco la participación de los centros educativos, y cómo no, a todos los profesionales que voluntariamente están enseñando estas necesarias prácticas de resucitación cardio pumonar».

Fotos

Vídeos