Ideal

Almuñécar espera uno de los mejores veranos con una ocupación del 85%

La playa de San Cristóbal, ayer, llena de sombrillas y bañistas.
La playa de San Cristóbal, ayer, llena de sombrillas y bañistas. / JAVIER MARTÍN
  • Según datos del Patronato, en agosto se alcanzará un 92%, aunque el Ayuntamiento confía en que la cifra suba un 3% con respecto a la campaña del año pasado

Con el termómetro rozando ya los 27 grados, las playas salpicadas de bañistas y un ambiente prácticamente estival, Almuñécar dio ayer las previsiones de ocupación para este verano, que se espera sea uno de los mejores de la última década para el sector. Una campaña en la que se alcanzarán cifras de ocupación media del 85% entre los tres meses fuertes. Eso es lo que reflejan las previsiones del Patronato Municipal de Turismo de la localidad, que apunta, según informó la alcaldesa sexitana, Trinidad Herrera, a datos de ocupación del 85% en julio, 92% en agosto y 80% en septiembre.

Si ya el pasado verano fue bueno, parece que las previsiones vuelven a sonreír a Almuñécar, que busca mantener esta tendencia e incluso incrementarla. Así lo ve el concejal de Turismo de la localidad, Rafael Caballero, que apuntó que los datos aportados inicialmente por el Patronato de Turismo probablemente subirán en las semanas fuertes y superarán en un 3% la ocupación que se alcanzó el año pasado. Para él, una de las claves en las que se apoyan estas buenas previsiones está en las campañas de promoción en cine y televisión que se han ido realizando durante estos últimos meses, dirigidas sobre todo al turista que vive «de Madrid para abajo» y que tradicionalmente ha sido la procedencia de los visitantes nacionales que eligen este destino. Con ella Almuñécar quiso atraer a estos turistas que pueden llegar a la Costa en apenas tres o cuatro horas.

En la misma línea, la alcaldesa de Almuñécar y presidenta del patronato Municipal de Turismo, Trinidad Herrera, aseguró que si bien el año pasado se consiguieron «los mejores datos de ocupación turística», este año no será menos. Herrera se mostró orgullosa de poder decir que elegir Almuñécar como destino vacacional «es tener la certeza de disponer de los medios y las instalaciones para una estancia óptima». En el caso de la localidad sexitana, verano es sinónimo de 'boom' vecinal que obliga a estirar los recursos del Consistorio para dar los mejores servicios y que no se resienta su calidad.

Para Herrera, más que un coste, el esfuerzo económico es una inversión que al final compensa porque «sabemos que el impacto económico de la temporada estival en la ciudad es máximo. Debemos seguir trabajando para ofrecer y vender un producto de gran nivel; hay que seguir impulsando medidas que dinamicen la economía local». La tendencia, según apuntó Trinidad Herrera, no sólo indica que el número de visitantes se mantendrá o se incrementará, sino que los turistas gastan más. «El gasto medio ha aumentado y eso se traduce en más riqueza y empleo», apuntó Herrera, que también aprovechó para hacer un llamamiento a los negocios locales para que sigan apostando por aportar ideas innovadoras que atraigan a los turistas durante todo el año y conseguir así romper esa estacionalidad que tanto caracteriza la zona. «Si al igual que el Ayuntamiento, estáis al pie de cañón haciendo grandes esfuerzos para mantener vuestras empresas», dijo. Tanto el consistorio como los negocios, según apuntó la alcaldesa, tienen el objetivo común de atraer visitantes en cualquier mes del año para dar «mayor estabilidad a la economía local y propiciar la creación de empleo».