Ideal

Rubite lleva tres años sin financiación al no entregar sus cuentas «por falta de personal»

El alcalde de Rubite, Arsenio Vázquez, en una reunión con unos vecinos.
El alcalde de Rubite, Arsenio Vázquez, en una reunión con unos vecinos. / IDEAL
  • Al no haber entregado las liquidaciones a Hacienda desde el 2013, no han recibido un total de 250.000 euros de las arcas del Estado

Más de 5.400 euros al mes es la cantidad que el Ministerio de Hacienda lleva reteniendo al Ayuntamiento de Rubite durante todo el año 2016 por no presentar la liquidación de sus cuentas. A esta cantidad, que asciende a un total anual de 59.400 euros, se suman, además, un total de 80.400 euros que se corresponden con el año 2015, a los que se añaden 115.000 euros más que, a pesar de llevar el nombre de Rubite, llevan congelados en las arcas del Estado desde 2014.

La localidad no ha recibido ni un solo euro en todos estos meses de los fondos del Estado, que asigna estas cantidades mensuales a municipios que, por lo general son pequeños y que se cuantifican siguiendo criterios presupuestarios que tienen que ver con lo que le corresponde a cada localidad por su participación con Hacienda. En total, 250.000 euros es la cantidad a la que asciende el dinero que Ayuntamiento no ha recibido en tres años por no entregar la liquidación de sus cuentas.

Todo ello, siguiendo los parámetros que se establecen en la Ley de Economía Sostenible que vio la luz en el año 2011, cuando el Ministerio de Hacienda aprobó la retención de financiación a todos aquellos ayuntamientos que no hubiesen presentado a tiempo los papeles en los que se reflejan las liquidaciones de sus cuentas y sus empresas públicas. Por esta razón y ya en el mes de septiembre, los municipios granadinos de Sorvilán, Albuñol, Rubite y Purullena vieron su asignación congelada, situación que justificaron en la falta de personal para sacar adelante el papeleo.

Ahora y ya a las puertas de cerrar el año, el Ministerio de Hacienda ha vuelto a hacer pública la lista de municipios que aún están pendientes de enviar su documentación. Entre ellos continúa estando Rubite, que lleva sin presentar la liquidación de sus cuentas desde el ejercicio 2013.

Así lo corroboraron ayer fuentes del Ayuntamiento de la localidad que reconocieron «retrasos en la contabilidad por falta de personal», algo en lo que también se apoyó el alcalde de la localidad Arsenio Vázquez (PSOE) para justificar que los papeles acumulados de tres años todavía no estén en Madrid, mientras aseguró que, de este tipo de asuntos se encargan los técnicos del área». «Tengo confianza en que los técnicos resolverán los papeles», aseguró Vázquez a IDEAL.

Congelación de fondos

Además, la localidad previsiblemente se enfrentará también a la congelación de los fondos correspondientes al mes de diciembre, puesto que la liquidación de las cuentas no se aprobarán hasta que no se resuelvan en el pleno que tendrá lugar el próximo 15 de diciembre, tal y como informaron desde el Ayuntamiento y corroboraron desde la oposición.

Desde el Partido Popular de la localidad, Mª Eugenia Estévez, manifestó su enfado y hartazgo ante la situación. «Cuando hemos pedido explicaciones, nos dicen que es algo normal que pasa en todos los ayuntamientos pequeños. No dejan de mentir. Hace un mes volvimos a preguntar sobre el estado de la liquidación de los presupuestos y nos dijeron que lo tenían listo y hoy también», declaró ayer Estévez, quien aseguró que, además, el Ayuntamiento cuenta con un agujero económico que ronda los 500.000 euros, lo que provoca que el Consistorio no pueda hacer frente con normalidad a servicios básicos como la limpieza o la recogida de basuras.

«Ahora la deuda asciende a esa cantidad, pero antes ascendía a 600.000. Eso provoca también que el pueblo no pueda tener servicios regulares y en condiciones. Rubite es un núcleo muy diseminado. Los cortijos, por ejemplo pueden ver cómo se les recoge la basura una vez al mes», denunció.

«Esta situación unida al bloqueo de fondos estatales está provocando muchas situaciones de penuria. Hay una falta brutal de servicios, algunos trabajadores eventuales no cobran y la limpieza deja mucho que desear», señaló Estévez. «Ni siquiera tenemos capacidad para gestionar los fondos de empleo de Diputación», finalizó Estévez, que el próximo día 15 estará presente en el pleno para, al menos, sacar adelante la liquidación de las cuentas atrasadas para que Rubite pueda recuperar los 250.000 euros que continúan bloqueados en las arcas del Estado.

Temas